Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carrillo da pocas semanas de vida al Gobierno de Calvo Sotelo

El secretario general del PCE, Santiago Carrillo, vaticinó pocas semanas, o pocos meses de vida, al actual Gobierno de Calvo Sotelo, en una conferencia de Prensa en Gijón, su tierra natal, donde dio su segundo mitin después del fallido golpe de Estado. Carrillo volvió a poner especial énfasis en la necesidad de defender la unidad de España, patria de todos los españoles, y de colocar la bandera nacional junto a la de cada comunidad autónoma. Finalizó el mitin con vivas a Asturias («la patria pequeña»), a España («la patria de todos») y a la Constitución.

El máximo dirigente comunista aseguró que el PCE, sin dejar de ser republicano, está y estará, cuantas veces sea necesario, al lado del Rey para defender la Constitución. En la conferencia de Prensa esbozó el plan mínimo de un Gobierno de amplia mayoría parlamentaria, única salida, en su opinión, para que los sucesos del 23 de febrero no se conviertan en un ensayo general.

Ese Gobierno daría, en primer lugar, la imagen de que gobierna, evitando cualquier apariencia de vacío de poder; aplicaría medidas eficaces para democratizar y hacer más eficaz la policía; asestaría golpes reales al terrorismo; introduciría en las academias militares la enseñanza, el acatamiento y la ad hesión a la Constitución; lograría un pacto de Estado sobre el proceso autonómico, de manera que una profundización en las autonomías intensifique la unidad de la patria para evitar que la ultraderecha pueda argumentar que las fuerzas democráticas buscan la ruptura de España y adoptarla una seria política contra el paro, sin temor a un mayor endeudamiento ni a la subida de la inflación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1981