Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una comisión de la Ejecutiva decidirá los criterios de UCD sobre el divorcio

El Comité Ejecutivo de Unión de Centro Democrático (UCD) reiteró ayer su negativa al Gobierno de coalición y su disposición al diálogo con otras fuerzas políticas para fortalecer la democracia. Asimismo decidió una reestructuración profunda del secretariado ejecutivo, que sale notablemente reforzado, y creó una comisión para el seguimiento del proyecto de ley del Divorcio. Esta comisión decidirá sobre los temas que lo requieran. La relación de estos temas será la resultante del debate que sobre el divorcio realizará hoy por la mañana el Grupo Parlamentario Centrista en el Congreso.

A la reunión del ejecutivo de UCD, celebrada ayer en un hotel de Madrid, no asistieron el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo; ni el del Congreso, Landelino Lavilla, al igual que Adolfo Suárez, que se encuentra en Estados Unidos. El primer, punto del orden del día: análisis de la situación política, ocupó las tres cuartas partes de las más de siete horas de sesión.No obstante, este tema se zanjó informativamente con una escueta nota en la que el partido del Gobierno se reafirma en el acuerdo adoptado el pasado día 25 de febrero, de valorar como «altamente conveniente para la estabilidad y fortalecimiento del sistema democrático español la rápida decisión adoptada por el presidente del Gobierno y por el presidente del partido de constituir un Gobierno homogéneo y de abrir un diálogo con los partidos políticos más significativos, con el fin de abordar aquellos problemas de la nación que por su entidad y naturaleza lo requieran para garantizar y fortalecer las instituciones democráticas».

Desde esta perspectiva, UCD reitera su disposición al diálogo para «contribuir a reducir tensiones y encontrar vías de solución», especialmente para contribuir a consolidar las instituciones democráticas. Finalmente, UCD se reafirma en su petición de que las instituciones competentes actúen con la máxima firmeza en la aclaración del intento de golpe de Estado y en la adopción de medidas que impidan que en el futuro pueda repetirse una tentativa similar.

Según lo informado por el secretario general centrista, Rafael Calvo, al término de la reunión la ejecutiva ha creado una comisión interna para el estudio del proyecto de ley de Divorcio. La forman los presidentes del Congreso, Landelino Lavilla, y del Senado, Cecilio Valverde; los portavoces en ambas Cámaras, Miguel Herrero y Francisco Villodres; los ministros de la Presidencia, Pío Cabanillas, y de Justicia, Francisco Fernández Ordóñez; el presidente del Consejo de Estado, Antonio Jiménez Blanco, y los dirigentes Fernando Abril y Antón Cañellas.

Esta comisión concretará los criterios políticos de la ejecutiva, en un informe que hará esta misma semana. El tema será debatido hoy monográficamente en el seno del grupo parlamentario de UCD, donde se acotarán los temas a estudiar. Para esta reunión, por tanto, no existen instrucciones previas de la ejecutiva, según dijo Calvo Ortega.. El secretario general añadió que la decisión final sobre el proyecto corresponde a la ejecutiva en cuanto criterios políticos, y a los grupos parlamentarios -del Congreso y el Senado- para los acuerdos concretos. También dijo que no hay nada decidido sobre la posibilidad de dar libertad de voto a los diputados.

En el orden del día estaba previsto deliberar sobre «temas parlamentarios» en general, pero éstos finalmente quedaron reducidos al aludido del divorcio y la aprobación de una proposición de ley para favorecer el tráfico entre la Península y Baleares.

Nuevo secretariado

Finalmente, la ejecutiva renovó los cargos. en cuatro secretarías ejecutivas y creó una nueva: de coordinación. Permanecen sin variación los titulares de las secretarías de relaciones internacionales, Javier Rupérez; de Emigración, José Luis González Quirós; política territorial, Juan Manuel Reol, y acción social, Gerardo Harguindey.Los nuevos secretarios son: organización, José Ramón Caso, experto en temas electorales, para los que asesoró, entre otros, a Alianza Democrática portuguesa; coordinación, Luis Alberto Salazar Simpson, que fue director de la Seguridad del Estado, y llevará a la Administración del Estado la voz del partido y sus electores, según Calvo Ortega; información, Juan Díaz Nicolás, hasta ahora subsecretario de Medio Ambiente en el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo; formación, educación y cultura, José Antonio Escudero, director general de Emigración hasta hace dos meses y premio nacional de Literatura, y relaciones económicas (antes administración), Blas Camacho.

El secretario general, al indicarle si esta reforma pudiera estar orientada a hacer frente a unas elecciones, dijo que simplemente se trata de tener un aparato lo más eficaz posible, que responda a las necesidades crecientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1981

Más información

  • Nombrados cinco nuevos secretarios