Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Entre el golpe y la democracia

Cuando Televisión Española y Radio Nacional estaban tomadas por los golpistas y emitiendo música militar, y era de esperar que pronto vinieran a los periódicos, tuvo EL PAIS el valor de salir a la calle en defensa de la democracia. Los españoles les estamos agradecidos por esta actitud. Los medios de comunicación han sido esenciales en esta defensa.Como católico y sacerdote me siento avergonzado por la actitud contraria de la Conferencia. Episcopal. Era el único colectivo que en aquellos momentos estaba reunido en sesión plenaria. Y, sin embargo, se callaron hasta que hubo evidencia de que el golpe había fracasado. Los obispos se han mostrado enormemente beligerantes en la defensa de su derecho a iluminar las conciencias en temas como el divorcio, el derecho a la escuela católica, el nombramiento de la Iglesia en la Constitución, etcétera. Sin embargo, en un tema en el que los golpistas quisieron acabar con todos los derechos, no les «iluminaron las conciencias». Pese a que todos son católicos. Tampoco iluminaron las conciencias de los demás para decirles que el episcopado estaba por la libertad. En fin, probablemente esperaron a ver quién ganaba para ver qué derecho habla que defender, si el de los golpistas a imponer el orden o el del pueblo a su libertad. Porque el derecho natural, del que son intérpretes los obispos, da para todo./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1981