Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Entre el golpe y la democracia

La manifestación del día 27 era la fiesta de la libertad, la demostración de un pueblo frente a la violencia y la reacción.Sin embargo, grupos minoritarios, como el MC y LCR, pretendían llevar a todo un pueblo por derroteros que pasaban muy lejos de lo que deseaban.

Un grupo de quinientas personas pedía a más de un millón unidad. Qué paradoja: cuando todos estaban unidos, la más ínfima de las minorías sectarias pedía unidad.

A todos quienes pretenden imponernos su libertad, por supuesto que muy diferente que la paz de Tejero y sus amigos, sólo se les puede pedir: «Enteraos de dónde está el pueblo, y marchad junto a él». Nadie puede chillar por una pequeña boca lo que todo un pueblo está diciendo unido./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de marzo de 1981