Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La imagen exterior

Creo que cualquier ciudadano de nuestro planeta que resida en otro país que no sea el suyo siente una especial satisfacción cuando puede leer en los periódicos noticias referentes a su nación, país o patria de origen. Naturalmente esa satisfacción es mayor si lo que lee es positivo o al menos te hace sentir cierto orgullo de ser español, chino, inglés o cual fuere la nacionalidad.Sin embargo, para un español residente en el extranjero casi siempre las noticias que tiene de su país suelen ser negativas. Sólo nos ponen en los papeles para dar cuenta de nuestros problemas, tragedias, terrorismo o para tacharnos de antidemócratas. Y todo eso después de varios años transcurridos desde la muerte de Franco. Claro que algunos dirán que nos tienen envidia, pero yo creo que es simplemente nuestra forma de actuar.

Es realmente triste observar los últimos acontecimientos ocurridos en nuestro país y ver que todo sigue igual o casi igual.

El asesinato del ingeniero Ryan fue una vergüenza superior a lo que un asesinato en sí mismo es, y puso a prueba al gran pueblo vasco. Euskadi salió a la calle contra ETA.

-Ahora, una persona detenida muere por causas clarísimas y lamentables. Es que los prohombres de UCD (y cito UCD porque es el partido en el Gobierno) no se dan cuenta de la poca credibilidad que están mostrando ante el mundo entero y, en especial, ante los españoles? ¿Por qué en vez de tanto congreso, de tanto abrazo y, en definitiva, de tanta farsa no purifican España de ese fascismo que, cual virus, no para de destrozarnos a todos?

Las cartas sobre la mesa, señores, que somos muchos los que queremos sentirnos españoles sin. reservas./

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 1981