Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UCD descarta la remodelación de la Junta de Galicia

Contra lo que insistentemente viene pidiendo el Partido de los Socialistas Gallegos-PSOE, no parece probable la dimisión del actual Gobierno preautonómico de Galicia, que preside José Quiroga. Según pudo saber ayer EL PAÍS, la intervención de UCD es mantener la actual composición de la Junta, en la que tiene la mayoría absoluta, hasta que haya de producirse su definitivo relevo por el primer Gobierno autonómico que se derive de las elecciones al Parlamento gallego.Miguel Sanmartín, consejero de Administración Territorial de la Junta de Galicia y secretario regional de UCD, adelantó a EL PAÍS este criterio, manifestando que «no se ve la necesidad ni la conveniencia de ponerse ahora a reestructurar el Gobierno regional, en vísperas de que Galicia acceda ya al escalón definitivo de su autonomía». Sobre las peticiones de dimisión emitidas por los socialistas, este portavoz centrista contestó que «más le valdría al PSOE ocuparse de conseguir la eficacia de sus gestiones en aquellas esferas, ayuntamientos, etcétera, en que comparte el poder, o mejor sería, en todo caso, que se reintegrara a la Junta y asumiera la responsabilidad que abandonó por su propia cuenta».

De todas maneras, ayer mismo el PSOE reiteró su opinión de que «la actual situación de deterioro en la que se encuentra el Gobierno de UCD en la Junta es un lujo que Galicia no puede soportar y que los gallegos no pueden permitir, por lo que se hace necesaria e imprescindible la dimisión del Gabinete que preside José Quiroga». Los socialistas adelantan que, si se produjera esta dimisión, su partido estaría dispuesto a aportar alternativas concretas de gobierno para la Junta de Galicia.

Donde sí va a haber rápidamente reestructuración es en el organigrama interno de la UCD gallega. Miguel Sanmartín, su actual secretario general, confirmó ayer a EL PAÍS la intención de dimitir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de febrero de 1981