Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los clubes rechazan el impuesto de transmisiones patrimoniales

Los clubes de fútbol, a través de la Federación Española, llevarán hasta el Tribunal Supremo su rechazo a la aplicación del impuesto de transmisiones patrimoniales, es decir, los traspasos de jugadores, según anunció a EL PAIS Benito Castañeda, especialista en asuntos tributarios y asesor personal del presidente de la Federación Española. Al mismo tiempo, indicó que el impuesto de menores, según la finalidad con que el Ministerio de Justicia le implantó, no es adecuado a la práctica del fútbol.El tema fiscal preocupa a los clubes y a la Federación Española. Este asunto comenzó a originar problemas desde que en 1975 se suprimió el encuadramiento global del tráfico de empresas de todos los clubes y que hasta entonces abonó la Federación Española. Después, cada club debió pagar por separado sus impuestos, lo que algunos hicieron en mayor o menor medida y otros ignoraron el asunto de tal forma que nunca pagaron una sola peseta por este concepto, como sucede, entre otros, con el Valencia.

La actualización y promulgación de nuevas leyes fiscales aconsejó que los clubes y la Federación Española, representados por Pablo Porta, Benito Castañeda, Luis de Carlos y Eugenio Montes Cabeza, se entrevistaran con el ministro de Hacienda en diciembre de 1979, y el mes pasado, con el subsecretario, del mismo Departamento ministerial. «Se nos dijo», asegura Benito Castañeda, «que en España no puede haber contribuyentes de primera y segunda clase, y que el Ministerio tiene que velar por el cumplimiento de la ley».

El Ministerio de Hacienda, de todos modos, al comprender la situación específica del fútbol y las cargas que para él supondría el pagar los impuestos atrasados, correspondientes al período 1975-1979 y los recargos consecuentes, concretados en el 25% del importe a pagar, está dispuesto a acordar, por vía reglamentaria, la condonación de las sanciones y el aplazamiento de los pagos. La situación sobre el tema fiscal en el fútbol, en estos momentos, es la siguiente: Hacienda realiza las actas correspondientes de los impuestos impagados y los clubes solicitan las condonaciones de las sanciones.

Los clubes y la Federación rechazan el impuesto correspondiente a los derechos de transmisiones patrimoniales, es decir, a los traspasos de jugadores, y llegarán para ello hasta el Tribunal Supremo, porque consideran que se les aplica el concepto genérico decompra-venta de muebles, semovientes, cesión de créditos y otros derechos. «Quieren incluir en estos últimos los traspasos de los jugadores», puntualiza Benito Castañeda, «al igual que los semovientes».

Por otro lado, los clubes han visto cómo a partir del 1 de enero de este año se incrementó el impuesto correspondiente al tráfico de empresas -en este caso, el importe de cuantos ingresos obtienen las entidades futbolísticas- del 1,5% al 3 %, con lo que se agravan las cargas fiscales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de enero de 1981

Más información

  • Apelarán al Tribunal Supremo