Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santander: mata a siete vecinos porque le habían expropiado unos terrenos

Siete vecinos de la localidad santanderina de Liermo, en el término municipal de Ribamontán al Monte, murieron ayer tarde por disparos efectuados, al parecer, por uno de sus convecinos, Angel Campo Solana, de 64 años. De acuerdo con las primeras noticias, Angel Campo disparó sobre sus vecinos porque hacia responsable a la junta vecinal, de la que éstos formaban parte, de haberle desposeído de unos terrenos que consideraba de su propiedad. La hija de uno de los fallecidos resultó herida de pronóstico reservado.

De acuerdo con las informaciones que EL PAIS pudo recoger Angel Campo fue disparando su escopeta de caza contra sus vecinos uno a uno. De esta forma, murieron en el acto Inocencio Palacio, de 38 años, presidente de la junta vecinal; los hermanos Manuel y Amalio Revuelta Cedrún, de 58 y 56 años, respectivamente; Juan Manuel Beci Cruz, de cuarenta años, y su madre, María Concepción Cruz Cedrún, así como Vicente López Díaz, de 68 años, y Encarnación Cruz. La herida de pronóstico reservado, hija de María Concepción, es Elisa Beci Cruz.A la hora de cerrar la presente edición, Angel Campo se encontraba en los montes cercanos, acompañado de su esposa, y estaba siendo buscado por fuerzas de la Guardia Civil, que, con el auxilio de perros policías, había montado un amplio despliegue en su persecución. Mientras, todas las casas del pueblo habían sido cerradas a conciencia y sus habitantes permanecían en el interior de ellas.

«Ha sido siempre una persona muy envidiosa», declaraba anoche, refiriéndose a Angel Campo, María Antonia Beci, cuya madre y uno de sus hermanos se encuentran entre las personas asesinadas. En su opinión, esta ha sido la causa principal de la tragedia, e insiste en que desde siempre «Angel había creado problemas en el pueblo ».

Según pudo saber este periódico, los antecedentes inmediatos de este múltiple asesinato datan de hace escasos meses, cuando la junta vecinal, mancomunadamente con la Caja de Ahorros, inició la construcción de un parque infantil. en unos terrenos considerados comunales, por los que normalmente el supuesto asesino circulaba en su carro. Hace pocos días, el estrecho camino que había sido respetado por las obras fue cerrado por Angel Campo, a base de cruzar en él su carro. Se negó a quitarlo a pesar de los requerimientos, primero de la junta vecinal y, posteriormente, de la Guardia Civil.

Las noticias recogidas por este periódico aseguran que la primera. persona asesinada fue Juan Manuel Beci, sobre quien, al parecer, disparó cuando éste se encontraba en la cuadra de su casa, que es colindante con la del presunto asesino. Cuando se dirigía hacia el domicilio de los hermanos Revuelta se encontró por el camino con el presidente de la junta vecinal, Inocencio Palacio, sobre quien disparó, causándole también la muerte.

Llegado a casa de Manuel y Amalio Revuelta, disparó también sobre ellos, en este caso desde la ventana. Posteriormente se dirigió a la casa de María Concepción Cruz, pero previamente se encontró con la hija de ésta, Elisa Beci. Su disparo, sin embargo, sólo le causó lesiones en el cuello, que posteriormente fueron calificadas de pronóstico reservado. A los gritos de su hija salió de la casa María Concepción, momento en el que también disparó, sobre ella, causándole la muerte. De los cinco hijos de Elisa, cuatro se encerraron aterrorizados en el cuarto de baño, en tanto que el quinto, una niña, se arrojaba desde una ventana situada en el primer piso de la casa. Después se dirigió al domicilio de Vicente López, contra quien disparó cuando éste se encontraba en el pajar. Posteriormente apareció el cadáver de Encarnación Cruz, y no se descarta la posibilidad de que pueda ser encontrado algún otro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1980