Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tripulaciones de siete aviones civiles afirman haber visto varios ovni el día 11

Al año justo de registrarse el mundialmente famoso incidente en Manises, entre un avión de la compañía española TAE y un objeto de unos doscientos metros de longitud, los cielos levantinos han vuelto a ser escenario de un no menos aparatoso y asombroso encuentro ovni. Según las primeras noticias, el pasado día 11, hacia las siete de la tarde, un total de siete aviones civiles fueron materialmente asaltados por otros tantos «objetos volantes no identificados».

Aunque me encuentro en pleno proceso de investigación de este nuevo caso, dos de los pilotos que protagonizaron el encuentro ovni, y cuyos nombres no estoy autorizado a revelar, me han relatado lo siguiente:A la citada hora, dos aviones de la compañía Iberia, otro de Transeuropa, un cuarto reactor inglés y un quinto avión, al parecer un Fox Bravo, se vieron simultáneamente abordados por sendos objetos de gran luminosidad.

Uno de los aviones en especial -que hacía la línea Asturias-Barcelona- tuvo que realizar un picado sobre el aeropuerto de la Ciudad Condal, como consecuencia del grave acoso del ovni. Según mis informaciones, el comandante del avión observó cómo un objeto de extraordinaria luminosidad verde se precipitaba contra el morro de su avión. En el último instante, el objeto evitó al avión, situándose en la cola del Iberia. Esto ocurría a unas ochenta millas al norte de la locadad de Maella; concretamente, sobre el embalse de Mediano, en las proximidades de Boltaña (Huesca).

Pocos segundos después, el objeto adelantó nuevamente al avión de pasajeros, a una velocidad tres veces superior, al menos, a la que desarrollaba el reactor español. Como consecuencia del citado acoso, el avión de Iberia se vio obligado a descender sobre Barcelona, practicando un fuerte picado.

Ante el asombro de la tripulación, el ovni se desintegró prácticamente frente al avión, apareciendo ante los pilotos un total de cinco objetos más pequeños y de la misma luminosidad. Este hecho se repitió, como digo, en el mismo día y prácticamente a la misma hora, en la zona del Levante. Resulta verdaderamente desconcertante que un hecho tan singular se repitiera frente a otros cuatro aviones de pasajeros.

El segundo avión de Iberia -que hacía el vuelo Barcelona-Atenas- pudo observar cómo el ovni «estallaba» a corta distancia del reactor, apareciendo en su lugar otros cinco objetos de idéntica luminosidad verdosa, que desaparecieron de inmediato.

Otro tanto sucedió con el avión de la compañía Transeuropal que hacía la línea Palma de Mallorca-Francia, vía Burdeos. En este caso, el ovni fue avistado por la tripulación a unas sesenta millas de Reus y sobre el Mediterráneo. El cuarto avión se dirigía de Inglaterra a Alicante y el quinto aparato -al parecer un aerotaxi- se dirigía también de Palma a Francia. Además de estos casos, los tripulantes de dos aviones de Iberia que cubrían el puente aéreo Madrid-Barcelona manifestaron que habían visto un ovni el pasado día 11.

En el aeropuerto de Barcelona

Según mis noticias, esa misma tarde del día 11 del presente mes de noviembre un sexto objeto volante no identificado fue observado por numerosos empleados del aeropuerto barcelonés. El ovni descendió sobre las pistas, desplazándose en vuelo rasante sobre una de ellas. Posteriormente -según los testigos- se elevó a gran velocidad, desapareciendo en dirección al mar.«Era evidente», me explicó uno de los pilotos, «que "aquello" no era un avión ni nada conocido. Para empezar, carecía de alas, desarrollaba una velocidad de casi 3.000 kilómetros por hora y todo él brillaba como una inmensa esfera verdosa...».

Resulta curiosamente extraño que un año después del incidente en Manises, en el que un avión de la compañía TAE fue prácticamente obligado a desviarse de su ruta, teniendo que tomar tierra en Valencia, otros siete aviones de pasajeros se hayan visto «abordados» por otros tantos «objetos no identificados».

A la pregunta -todavía sin respuesta gubernamental- del diputado socialista Enrique Múgica sobre la naturaleza de aquel incidente ovni en Valencia habría que añadir ahora una nueva cuestión: ¿Qué pasó en la tarde del citado 11 de noviembre de 1980 en los cielos del noreste español? ¿Por qué siete aviones de pasajeros fueron vio lentamente asaltados por otros tantos objetos no identificados?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de noviembre de 1980

Más información

  • En el aniversario del "incidente Manises"