Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Levantada la prohibición para terminar 240 viviendas en Coslada

El Ayuntamiento de Coslada y la empresa constructora Provigasa han llegado a un acuerdo para solucionar los problemas existentes en la urbanización Ciudad San Pablo, que habían acarreado la suspensión municipal de la construcción de seis edificios del conjunto, con una capacidad para 240 viviendas.La decisión del Ayuntamiento había estado motivada por la presunta construcción, por parte de Provigasa, de unos 150.000 metros cúbicos de exceso del volumen autorizado en el plan parcial, al tiempo que había dejado de realizar una serie de obras a que estaba obligada, cuyo presupuesto supera los setenta millones.

El último pleno de la Corporación, celebrado a principios de la presente semana, aprobó el texto del acuerdo que incluye la realización de obras de urbanización, asfaltado de los viales, construcción de una red de riego y bocas contra incendios, mejora de las zonas verdes y cesión de terrenos en compensación por el exceso de volumen edificado.

Ante las anomalías encontradas, el Ayuntamiento inició con la constructora una serie de negociaciones, que comenzaron el pasado noviembre de 1979, pero ante la lentitud en el desarrollo de las mismas que imprimía el constructor, el Ayuntamiento decidió, el pasado abril, la suspensión de las obras. La inmobiliaria presentó el correspondiente recurso contencioso-administrativo.

Reanudadas las conversaciones, se llega ahora a un acuerdo entre las partes, que conlleva la retirada del recurso. Según el texto pactado, Provigasa habrá de realizar antes del próximo mes de abril de 1981 las obras de urbanización de calles del barrio, cuyo presupuesto alcanza los dieciocho millones, el asfaltado del 90% de todos los viales de la urbanización, lo que representa un gasto de siete millones, la construcción de una red de agua para riego dejardines y apertura de bocas contra incendios por una cuantía de unos tres millones y otra serie de obras que completen la urbanízación.

Asimismo, el acuerdo contempla la participación de Provigasa en la construcción de la estación depuradora incluida en el plan parcial. Es necesario señalar que la empresa implicada construyó en su día unos colectores a los que no estaba obligada. Provigasa ha entregado al Ayuntamiento, como garantía de cumplimiento del acuerdo, alrededor de 58 millones de pesetas en letras a cobrar a sus clientes. Provigasa, por otra parte, aportará un total de veinticinco millones para la construcción de la depuradora de aguas en un plazo máximo de dos años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de noviembre de 1980