Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manifestación infantil en protesta por los escapes de gas en Leganés

Unos mil niños, alumnos de cuatro colegios nacionales de educación general básica del Darrio de Zarzaquemada, en Leganés, participaron ayer en una manifestación que concluyó ante el Ayuntamiento para expresar su preocupación y protesta por los escapes de gas en su barrio. En carta leída ante el alcalde, Ramón Espinar, expresaron su «exigencia de que se arreglen cuanto antes las instalaciones, para mayor seguridad de todos los ciudadanos del pueblo». A continuación, los reunidos intervinieron en un coloquio, durante el cual el alcalde respondió a las preguntas que le fueron formuladas por los colegiales.A las 11.30, unos mil niños se agrupaban frente a la casa consistorial. Inmediatimente fueron conducidos al salón de actos. Allí, un colegial de sexto curso de EGB leyó una carta respaldada por el resto de sus cornpañeros: «Los alumnos de los colegios nacionales aquí presentes mostramos nuestra mayor condolencia por el accidente ocurrido en el colegio nacional de Ortuella y también expresamos nuestra mayor preocupación por los escapes de gas ocurridos en el barrio de Zarzaquemada». La carta concluía con «la exigencia de que se arreglen cuanto antes las instalaciones de gas para mayor seguridad de todos los ciudadanos de Leganés».

Los niños presentes en el salón de actos del Ayuntamiento de Leganés y sus acompañantes guardaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la explosión de Ortuella. El alcalde respondió al texto de la carta, y en su intervención dijo celebrar el que los niños «pudieran ejercer un derecho tan democrático como lo es el de la protesta». Luego comenzó un coloquio, en el que los colegiales hicieron preguntas al alcalde. Uno de ellos pidió explicaciones a la circunstancia de que «el mal estado de los colegios y las explosiones se localizasen siempre en barrios de gente pobre, y no en barrios y colegios de gente rica». Se le respondió que ese era «un problema social latente, consecuencia de una sociedad injusta».

El acto, «muy emotivo», en opinión del alcalde, concluyó a las 11.45. Por el momento, el gas ha sido cortado en la zona más afectada por el mal estado de las cañerías, y la compañía Butano, SA, ha comenzado el plan de suministro transitorio de bombonas. Según Ramón Espinar, «este suministro puede calificarse comopositivo. No obstante, el Ayuntamiento ha convocado una asamblea para mañana, domingo, a las doce del mediodía, en el colegio nacional Ortega y Gasset, a fin de facilitar toda la información posible a los afectados. Esperamos una asistencia próxima a las 50.000 personas. Hoy por hoy, cabe decir que Butano se ha comprometido a reparar la red en un plazo estimativo de cuatro meses.

En la próxima semana, «el jueves o el viernes», la compañía Butano, SA, entregará al gobernador civil de Madrid y al alcalde de Leganés un calendario concreto de las obras de acondicionamiento. Por lo que respecta a la población infantil, el alcalde manifestó, poco después de la concentración de ayer, que espera «que los niños asistentes actúen como portavoces ante sus otros companeros de Zarzaquemada y de todo el pueblo».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de noviembre de 1980