Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

La estructura de Tamames

Estructura económica de España (13 ªedición, 2 volúmenes). Ramón Tamames. Alianza Editorial, Colección Alianza Universidad (textos números 12 y 13), Madrid, 1980.

La última versión de la Estructura económica de España, recientemente aparecida, alcanza ya la 13, edición. Se publicó por primera vez en 1960.

Cuando un texto de economía logra un éxito de esta naturaleza, no pueden caber dudas sobre la importancia y trascendencia de una obra que ha sido de uso obligado para numerosas promociones de economistas y ha interesado a lectores de muy variada procedencia y formación cultural, y desde posiciones ideológicas muy dispares.

La obra de Ramón Tamames, como dijo en su día José Luis Sampedro, en 1960, en el prólogo que para ella compuso, «no necesita valedores». Desde entonces, en las sucesivas ediciones, el profesor Tamames ha mantenido básicamente la «misma estructura» en su trabajo, introduciendo mejoras sustanciales: eliminó textos -a veces hasta capítulos enteros- de discutible factura, o ya superados por el tiempo, y, por otro lado, enriqueció y amplió el original con nuevas aportaciones, puesta al día de la información estadística y documental, incorporando análisis coyunturales de relevancia. Así, ha llegado a la decimotercera edición en Alianza Universidad, sin duda la más cuidada y mejor sistematizada hasta ahora.

La obra responde, en sus líneas generales y orientación metodológica, al concepto de estructura económica como forma de aplicación del análisis económico que tiene por objeto interpretar la realidad, con el propósito de obtener conclusiones válidas para operar sobre ella. Esa orientación metodológica se traduce en una exposición minuciosa de los diferentes sectores y actividades económicas, cumpliendo así una función que no había sido abordada por los estudiosos de la economía española y que ha contribuido a enriquecer el acervo empírico de conocimientos sobre la economía española, con criterios de sistematización y ordenación casi siempre adecuados. Desde esta perspectiva, el análisis que se contiene en Estructura económica de España permite abordar posteriores explicaciones de conjunto que, a modo de síntesis, contribuyan a desvelar los mecanismos de funcionamiento que han caracterizado y caracterizan a la economía española en sus diversas fases de evolución.

Actualización permanente

En su, hasta ahora decimotercera edición de Estructura económica de España, Ramón Tamames ha realizado una importante labor de actualización, revisión general y, en muchos casos, de síntesis de la obra, habiéndose incorporado en los distintos capítulos las nuevas investigaciones realizadas en los últimos años, así como los cambios y reformas que se han introducido en el marco institucional y con respecto a la política económica más reciente. Después de esta labor, el contenido de la obra, en un rápido y esquemático repaso de los principales capítulos, sugiere infinidad de comentarios. Por razones de espacio, nos limitaremos a unos pocos.

En lo que se refiere al análisis del medio natural, o de la «infraestructura de la economía española» -con el que se abre la primera parte-, es de destacar la insistencia del profesor Tamames en incorporar a la estructura económica el tratamiento de temas como recursos naturales, clima, equilibrios ecológicos, etcétera, como condicionantes de la actividad económica que se ha venido progresivamente depreciando y degradando. En este sentido, es destacable el acierto de la inclusión de la problemática más reciente en torno a la interacción entre crecimiento económico y proceso de deterioro del medio, problemática que ha sido tratada más extensamente por el propio profesor Tamames en otro de sus conocidos libros.

El capítulo dedicado al estudio de la población y de su dinámica requerirá tal vez en el futuro la inclusión de un análisis más complejo de la inserción de la población activa en el mercado de trabajo y de la articulación y cambios más recientes de este mercado.

Por su parte, el sector agrario -y en especial la política agrariacomprende uno de los análisis más pormenorizados de la obra, recogiéndose una exhaustiva relación de los diferentes cultivos y subsectores, así como una síntesis del proceso de transformación y cambio de las estructuras agrarias.

Por lo que se refiere al análisis del sector industrial, destacan las explicaciones que corresponden a las industrias extractivas y el sector eléctrico en el conjunto del sector energético. Las limitaciones impuestas por la propia concepción del libro han impedido que el análisis sectorial se completase con el estudio de las estructuras del mercado, tanto en lo referente a la oferta como a la demanda (niveles de concentración, grados de monopolio, barreras de entrada, diversificación de productos, integración vertical, grupos empresariales y grupos de poder, etcétera), que el propio autor ha llevado a cabo en otros trabajos, especialmente en La lucha contra los monopolios.

Junto al análisis sectorial -del que el profesor Tamames ha sido uno de los primeros estudiosos en España- se ofrece también una explicación global del proceso de industrialización y desarrollo capitalista de la economía española, en el que se trata de detectar las constantes estructurales básicas desde la ruptura del antiguo régimen hasta nuestros días. En ese intento hay que resaltar, por su más acabado y preciso tratamiento, los análisis sobre el papel del proteccionismo en la articulación de la economía española, los mecanismos de la política de fomento de la industria nacional y la problemática actual en que se debaten diversos sectores industriales, así como lo relativo a los pactos de la Moncloa, en los que el profesor Tamames tuvo -como es bien conocido-una participación destacada.

Entre los restantes análisis que comprenden el segundo volumen de la obra hay que señalar los que corresponden al sector exterior, a la política arancelaria, al control de cambios y a la balanza de pagos, que constituyen algunas de las partes más acabadas de la obra; al comercio exterior, que incluye un minucioso análisis del mercado y áreas comerciales, y, en general, los capítulos que corresponden a la contabilidad social, en los que se puede encontrar una adecuada síntesis -aunque ajena en ciertos aspectos a un planteamiento crítico- de las investigaciones llevadas a cabo en torno a la riqueza nacional, la renta y su distribución, la contabilidad nacional y las tablas input-output de la economía española que registran las relaciones interindustriales.

La economía española en relación con los procesos de integración es un tema que desde siempre -recuérdense sus estudios sobre el Mercado Común Europeo o los trabajos incluidos en Cuatro pro blemas de la economía española, publicados hace más de quince años- ha sido objeto de tratamiento preferente por el autor y que en este libro deja suficientemente actualizado.

Finalmente, en la decimotercera edición el autor ha introducido un nuevo capítulo sobre la Constitución española de 1978 y lo que económicamente representan las comunidades autónomas.

Una obra importante

En conjunto, el trabajo del profesor Tamames es una obra importante, que el autor ha tenido el acierto de completar y revisar continuamente, por lo que, desde su primera edición a esta que comentamos, resulta de consulta obligada. En ella puede encontrarse una gran riqueza de información sobre la economía española, procedente de las fuentes más variadas y dispersas, y, en muchos casos, difícilmente asequibles. Las numerosas referencias bibliográficas que contiene la obra -incluye un utilísimo índice alfabético de autores, organismos y publicaciones periódicas- permiten profundizar en el estudio de cada una de las partes que comprende, por lo que su utilidad, para el estudioso de la economia española, es, sin duda alguna, inestimable. Como ha subrayado Le Monde, se trata de «un clásico de la economía española»; un clásico que ha superado la prueba de la crítica, pero, sobre todo, lo que es más importante, ha recibido la confirmación del mercado, como lo ratifican, año tras año, las sucesivas ediciones que se realizan de esta obra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de octubre de 1980