Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La "ikurriña", prohibida en los ayuntamientos navarros

La Diputación foral de Navarra aprobó ayer un proyecto de norma por el que, definitivamente, se modifica la bandera y el escudo de Navarra, que, en lo sucesivo, estará formada únicamente por las cadenas y el escudo real, sin la laureada de San Fernando, condecoración concedida por Franco a la provincia por los méritos contraídos durante la última guerra civil al apoyar al bando vencedor.El punto más novedoso del acuerdo de la corporación foral radica, sin embargo, en la decisión de la diputación por la que se ordena que la bandera de Navarra ondee en los balcones de todos los ayuntamientos y concejos de la provincia junto-a la española y a la propia de cada localidad prohibiéndose de forma expresa la presencia de cualquier otra bandera. Este acuerdo se refiere, sin citarla, a la ikurriña, enseña que se encuentra en un buen número de los ayuntamientos de Navarra, entre otros el de Pamplona.

El pasado 4 de julio, el Parlamento fóral, después de una sesión que finalizó pasadas las tres de la madrugada, aprobó un dictamen en el que solicitaba a la diputación que enviara a la Cámara un proyecto de norma que contuviera una descripción del nuevo escudo y bandera de Navarra. Según este proyecto, el escudo oficial de Navarra está formado «por cadenas de oro sobre fondo de gules, con una esmeralda en el centro de unión de los ocho brazos de eslabones y, sobre ellos, la corona real».

Por otra parte, la Diputación foral de Navarra ha acordado ceder al Partido Comunista de Euskadi (PCE-EPK) el uso a precario, durante tres meses, de un local situado en el centro de Pamplona, en el tiempo que se prolonguen las obras de reparación de su sede, que quedó totalmente destruida como consecuencia de un atentado terrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de octubre de 1980