La nueva Constitución china se inspirará también en los modelos occidentales

China no se inspirará solamente en los modelos socialistas existenten para redactar su próxima Constitución, sino también en las leyes fundamentales de los países no socialistas.Esta decisión importante, que rompe con una tradición fundamental de la República Popular China desde 1949, fue anunciada ayer por el mariscal Ye Jianying, según señala la agencia Nueva China.

El mariscal Ye, cuyo título de presidente de la Asamblea Nacional Popular le convierte de hecho en el jefe del Estado chino, puso de relieve que la revisión constitucional recientemente iniciada tendría que ser llevada a cabo teniendo en cuenta «las condiciones que prevalecen en China y la experiencia de los chinos, consultando las constituciones de los demás países, especialmente las de los países socialistas, para tomar de ellas lo que es válido y moderno».

El mariscal pronunció estas palabras ante el comité para la revisión de la Constitución china -comité cuya presidencia asume-, que fue creado la semana pasada por la Asamblea Nacional Popular y cuya primera reunión se desarrolló el lunes en Pekín.

La Constitución china proyecta inspirarse, según ponen de relieve los observadores, en el modelo yugoslavo.

A pesar de la ruptura chino-soviética a principios de los años sesenta, las instituciones públicas chinas siguen estando ampliamente calcadas sobre las de la URSS.

El primer artículo de la Constitución china, la tercera del país desde la revolución de 1949, define a China como «un Estado socialista de dictadura del proletariado, dirigido por la clase obrera y basado en la alianza de los obreros con los campesinos».

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Al término de la revisión de la actual Constitución, promulgada en 1978, el cargo de presidente de la República será muy probablemente restablecido, según afirman los observadores en la capital china. La presidencia de la República, asumida antes de la revolución cultural por Liu Shaoqi, fue suprimida a raíz del enfrentamiento entre este último y Mao Zedolig.

El mariscal Ye, que presentó a la Asamblea Nacional Popular la Constitución de 1978, actuaImente en vigor, reconoció que ésta estaba aún marcada «por un cierto desviacionismo de izquierda», heredado del período de la revolución cultural, Sin embargo, fue redactada para eliminar las «influencias ultraizquierdistas» de la «banda de los cuatro» en la Constitución de 1975.

El texto de 1978 está impregnado, añadió Ye, por una serie de «puntos de vista de teoría política que están superados y contiene cláusulas no acordes a las actuales condiciones objetivas».

El mariscal Ye se refirió con esta alusión a las múltiples referencias a Mao Zedong incluidas en el preámbulo de la Constitución. Mao es calificado como «el gran dirigente y educador» de China.

El culto de Mao, su herencia y su acción durante los últimos veinte años de su vida han sido rechazados por el régimen, que también califica oficialmente a la revolución cultural de guerra civil que originó una catástrofe nacional.

La revisión de la Constitución será sometida para ratificación a la Asamblea Nacional Popular durante su sesión anual del año próximo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS