Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cadáver de un hombre permaneció tres horas en la calle

El cadáver de un hombre de 38 años, identificado por la policía como Jorge Mas y Coma, permaneció ayer por la tarde, durante casi tres horas, en la intersección de las calles del Espejo y de Santiago, en el centro de Madrid, sin que el Juzgado de Guardia se presentara a levantarlo. Fuerzas de la Policía Nacional y Policía Municipal montaron un dispositivo de vigilancia y protección del lugar, en tanto llegara el juez para ordenar el levantamiento.Según parece, el retraso en la llegada del Juzgado de Guardia a realizar los trámites necesarios se debió a que, en el momento en que se efectuó la llamada avisando de la existencia del cadáver, el juez y el médico forense se encontraban en otros dos levantamientos, uno en el barrio de Vallecas y otro en el hotel Príncipe Pío.

Ataque repentino

' Según testigos presenciales, el hombre en cuestión llegó hasta el lugar donde se produjo su muerte y, al parecer, se sintió repentinamente enfermo, pues intentó agarrarse al poste de una señal circulatoria existente en la esquina. Quedó, sin embargo, en cuclillas, fuertemente agarrado al poste, postura en la que permaneció. desde, aproximadamente, las 18.00 horas hasta las 19.50, hora en la que se presentó el juez. Antes, la policía había colocado una manta sobre el cadáver para evitar parcialmente el macabro espectáculo. Las primeras noticias aseguraban que la muerte se había producido por causas naturales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de septiembre de 1980