Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CANARIAS

Enfrentamientos entre legionarios y civiles en Fuerteventura

Diversos enfrentamientos entre legionarios y jóvenes civiles majoreros se han producido en los últimos días en Puerto del Rosario, capital de la isla de Fuerteventura, a raíz de un incidente ocurrido el pasado martes entre un soldado del Tercio Juan de Austria y un inválido de esta ciudad.Según manifestó un portavoz del partido Pueblo Canario Unido (PCU), el origen de los enfrentamientos ocurrió cuando un legionario arrebató en dos ocasiones cierta cantidad de dinero al joven inválido. Un grupo de unos quince jóvenes siguieron al soldado la segunda vez hasta una discoteca y esperaron en la calle hasta que la abandonara. Sin embargo, otros compañeros del soldado acudieron en su ayuda y en el momento de salir se produjo un altercado, llegándose incluso a romper varias lunas y escaparates de los alrededores.

Al día siguiente de estos hechos, según el citado portavoz nacionalista, un grupo mayoritario de legionarios visitaron diversos lugares del Puerto del Rosario, donde suelen reunirse los jóvenes, tales como el lugar conocido como Peña de la Amistad, e intercambiando frases ofensivas con los jóvenes. Ante esos hechos, se convocó una concentración popular en los alredelores del ayuntamiento y seguilamente fueron en manifestación inte el edificio de la delegación del Gobierno de Fuerteventura, donde hicieron una sentada y solicitaron una entrevista con el represenante del Gobierno en la isla.

Posteriormente, una comisión de los manifestantes fue recibida por el delegado gubernativo, a quien plantearon la necesidad de que fueran retirados los legionarios de la ciudad para evitar nuevos enfrentamientos y, asimismo, la alida definitiva del Tercio de Fuerteventura.

Puestos en contacto con el delegado del Gobierno en la isla, manifestó que, efectivamente, se habían producido altercados, aunque sólo fueron verbales. Asimismo, declaró que se había entrevisado con el coronel jefe del Tercio Juan de Austria, González del Yero, quien le dijo que se había ordenado una investigación para delimitar las culpabilidades de civiles militares, y que habían sido sancionados los que provocaron incidentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de julio de 1980