Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos que atienden

al sha de Irán afirman controlar la evolución de su enfermedad, dado que ha descendido la temperatura del paciente a 38 grados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de julio de 1980