Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

José María Fernández del Río,

gobernador civil de Valencia, ganó cerca de 250.000 pesetas de premio gracias al palomo ucedista Miel de Romero, cuyos colores verdosos en la parte interior del cuerpo y anaranjadas las alas, lo asemejaban a la combinación colorista del partido político en el poder. La historia, relatada ayer por el diario Las Provincias, sucedió el pasado domingo en la localidad de Piles. El gobernador acudió a presenciar un concurso de colombicultura al que había sido invitado por el alcalde de la localidad. Este indicó al señor Fernández del Río que apostara por un palomo, a pesar de que los casi cincuenta que participaban ya habían sido escogidos, salvo los considerados como peores: uno cojo y varios en baja forma. Así es que el alcalde y el gobernador se adjudicaron, por 25.000 pesetas, al palomo Miel de Romero, entre las chanzas de los presentes en la fiesta por los colores del palomito y porque granjeaba pocas esperanzas de victoria. Sin embargo, pasadas tres horas de la prueba, el palomo centrista consiguió contra pronóstico llevar, ex aequo con otros dos, la paloma al palomar. Y, según cuentan las crónicas valencianas, la cantidad lograda por el señor Fernández del Río se fue camino de una invitaclón a champán al personal y dinero para instituciones docentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de mayo de 1980