El principal objetivo de Pujol es entenderse con Madrid

Agencias|El País

«El objetivo de cualquier Gobierno de la Generalidad es entenderse con Madrid», dijo Jordi Pujol en el transcurso de una cena coloquio celebrada el martes por la noche en el Club de Debates de la Asociación de la Prensa de Barcelona.

El presidente del organismo autonómico catalán afirmó asimismo, que irá a Madrid, pero no antes del próximo día 20, «ya que el Gobierno y los partidos están ocupados con el debate en el Congreso y no sería posible abordar los problema catalanes con tranquilidad».Jordi Pujol dijo que los problemas que más le preocupan actualmente están relacionados con la solución rápida de los traspasos de las diputaciones a la Generalidad; la paralización de las transferencias por parte del Estado; la difícil situación en que se encuentra el país, particularmente por los problemas económicos; las dificultades lingüísticas, que podrían provocar la ruptura de comunidades; las dificultades políticas y el hecho de que «está amenazado el ser colectivo de Cataluña».

Jordi Pujol afirmó que su grupo político, Convergencia y Unión, apoyaría la propuesta más rápida de desaparición de las diputaciones en beneficio de la Generalidad. «El futuro», dijo, «es la Generalidad. Trabajar en organismos catalanes que no sean la Generalidad es dedicarse a,cosas que durarán poco».

Dentro de su preocupación por el tema lingüístico, el presidente de la Generalidad dijo que «en Cataluña nadie tiene la obligación de hablar en catalán, como nadie la tiene de hablar en castellano. Me preocupa seriamente el artículo 8 de la ley de Autonomía Universitaria, que hará prácticamente imposible la enseñanza en catalán en la Universidad».

Pujol, que, pese a que su grupo parlamentario ha presentado una enmienda a la reforma del Código Penal pidiendo la despenalización del aborto, afirmó ser «antiabortista, pero partidario del uso de los anticonceptivos», fue preguntado por el retroceso de las libertades públicas y el procesamiento del director de EL PAÍS. «Defiendo las libertades», contestó, «y hubiera deseado,que esta sentencia no se produjera. Sin embargo, como representante de la Generalidad, no puedo tomar partido contra una decisión del Tribunal Supremo, en un momento en el que hay independencia del Poder judicial».

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de mayo de 1980.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50