Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy, consejo de guerra sobre la "operación Galaxia"

Dos tesis contrapuestas en torno a la denominada «operación Galaxia», es decir, si ésta consistió en un intento real de dar un golpe de mano contra el palacio de la Moncloa o si no pasó de ser una simple charla de café, serán debatidas hoy en el consejo de guerra, en el que comparecen como acusados el teniente coronel de la Guardia Civil, Antonio Tejero y el capitán de la Policía Nacional Ricardo Sáenz de Ynestrillas.El fiscal militar acusa a cada uno de los procesados de un delito de conspiración y proposición para la rebelión, por el que pide seis años de prisión para el teniente coronel Tejero y cinco para el capitán Sáenz de Ynestrillas, con la accesoria de separación del servicio. Por su parte, el catedrático de Derecho Penal José María Stampa Braun, defensor del teniente coronel Tejero, y el abogado Enrique Alonso Yagüe, defensor del capitán Sáenz de Ynestrillas, piden la absolución de sus defendidos, por estimar que los hechos no son constitutivos de delito.

La llamada «operación Galaxia», que algunos medios informativos realzaron y otros, próximos a la extrema derecha, minimizaron, tomó su nombre de la reunión que mantuvieron, en la tarde del 11 de noviembre, en la cafetería Galaxia, de Madrid, pocas fechas antes de que el pueblo español ratificase en referéndum la Constitución, los acusados Antonio Tejero, con destino en la Dirección General de la Guardia Civil como jefe de la Agrupación de Destinos de la misma; el capitán de Infantería Ricardo Sáenz de Ynestrillas, con destino en la Academia Especial de la Policía Nacional; el comandante de Infantería Joaquín Rodriguez Solano, con destino en el Estado Mayor del Ejército; el comandante de Infantería Manuel Vidal Francés, con destino en la Academia Especial de la Policía Nacional, y el capitán de Infantería, José Luis Alemán Artiles, con destino en la 14 Bandera de la entonces Policía Armada. Estos tres últimos han sido citados a declarar como testigos por el fiscal militar.

Tanto el fiscal como los abogados defensores coinciden en admitir la existencia de dicha reunión, pero mientras el primero estima que la misma constituyó delito, los segundos niegan tal presunción.Para la prueba testifical han sido citados veintinueve testigos, todos ellos militares, la mayoría a petición del letrado Stampa Braun. Entre ellos se encuentran jefes o antiguos jefes del CESID, de la División de Información del Estado Mayor del Ejército y de la Segunda Sección del Estado Mayor de la Guardia Civil y componentes de las compañías de seguridad de Vicepresidencia del Gobierno y del palacio de la Moncloa. El consejo de guerra, al que sólo se podrá asistir mediante invitación, se celebrará en la sala de audiencia del Gobierno Militar de Madrid, y estará presidido por el general de división, jefe de la división acorazada Brunete número 1, José Juste Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de mayo de 1980