Fuerte incremento de los beneficios de la industria armamentista suiza

La más importante fábrica suiza de armamentos, Oerlikon-Buehrle, obtuvo un fuerte aumento de sus beneficios, evaluados en 3.885 millones de francos suizos en 1979, gracias a la demanda proveniente del extranjero. La Orlikon Buehrle, especialista en la fabricación de cañones y armas medianas, realizó un aumento del 15% en relación al balance de 1978.

Los beneficios consolidados de la industria de material de guerra helvético pasaron de 227.900 millones, en 1978, a 243.900 millones de francos durante el ejercicio de 1979.

La sociedad financiera del grupo, el holding Oerlikon-Buerhle, SA, realizó un beneficio neto de 61,2 millones de francos suizos en 1979, contra 56,2 millones en 1978, es decir, un aumento del 8,9% de beneficios consolidados.

Los accionistas disponen de 65,6 millones de francos, razón por la cual el consejo de administración ha propuesto un dividendo fijo del 15% al portador, efectivo a partir del 19 de junio de 1980.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS