Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CASTILLA-LEON

Polémica sobre la celebración comunera en Villalar

Cuando faltan más de veinte días para su celebración y al igual que suele ocurrir todos los años, ya se ha desatado polémica en tomo al Día de Castilla y León, fecha en que se conmemora la derrota de los comuneros a manos de las tropas imperiales de Carlos I, en Villalar. A la vista de que el Consejo General de Castilla y León aún no se ha pronunciado sobre el tema, pese a que algún partido político le había pedido que convocara una reunión para estudiar la organización de los actos, el PSOE ha decidido tomar la iniciativa y convocar para el día 27 de abril, último domingo del mes, la celebración del Día de la Región en Villalar de los Comuneros.La fecha y el lugar parecen lógicamente los indicados. Sin embargo, no todos piensan así. Comisiones Obreras de Burgos ha hecho pública una nota en la que solicita que el Día de Castilla y León se celebre cada año en una ciudad o pueblo grande de la región (y no en uno pequeño como Villalar, que carece de la infraestructura adecuada para recibir a miles de visitantes) y proponen que en 1980 sea Segovia el escenario de la conmemoración. Las CCOO burgalesas basan su planteamiento en que Segovia, por decisión de la UCD provincial, es la única provincia castellano-leonesa, de las incluidas en el Consejo General, que se ha quedado descolgada del proceso autonómico y, por tanto, la que más necesita actos de este tipo.

La mencionada central sindical solicita también al ente preautonómico que, en reconocimiento al significado histórico de Villalar, construya en esta localidad una casa de juntas con archivo general y museo.

Las posturas del PSOE y CCOO marcan el inicio de una polémica que se repite año tras año, y que acompaña a la celebración del Día de la Región, polémica suscitada fundamentalmente porque el Consejo General de Castilla y León suele reaccionar tarde y mal sobre la organización del acto y sólo asume su responsabilidad cuando otros grupos políticos han tomado ya la delantera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de abril de 1980