Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NAVARRA

Del Burgo se querellará contra tres grupos que solicitan su dimisión

Al término de una tensa sesión, que se prolongó hasta primeras horas de la noche del pasado sábado, el comité ejecutivo de UCD de Navarra aprobó, con doce votos a favor, seis en contra y una abstención, «exigir a Jaime Ignacio del Burgo que permanezca en la presidencia de la Diputación Foral, en cumplimiento del mandato que le fue otorgado por el pueblo navarro a través de UCD».

Por su parte, Del Burgo ha anunciado su decisión de presentar querella criminal contra Herri Batasuna, Amaiur y Euskadiko Ezkerra, por entender que en las mociones de estos grupos, en las que se solicita la dimisión de Del Burgo, existen indicios de delitos de injurias.Después de casi cinco horas de reunión, el comité ejecutivo de UCD aprobó por mayoría un texto, presentado por los miembros que defienden la actuación de Jaime Ignacio del Burgo, en el que básicamente se vuelve a reiterar la confianza al presidente de la Diputación y del partido; sin embargo, este acuerdo no tuvo el apoyo de todos los asistentes a la reunión, ya que después de una amplia discusión, a veces en tono duro, seis de los miembros del comité votaron en contra y reafirmaron de esta forma su opinión de que la conducta de Del Burgo en el asunto de FASA es censurable. Así, durante la discusión, el ala liberal de UCD, que está dispuesta a apoyar el voto de censura promovido mayoritariamente por las fuerzas del Parlamento Foral, precisó que, aun estando de acuerdo con Del Burgo en su defensa de la identidad de Navarra, censuraba de forma absoluta su comportamiento en relación con el affaire FASA, ya que eran dos cuestiones que no debían mezclarse, incluso, un miembro del consejo político y parlamentario foral le pidió a Del Burgo que dimitiera antes de que el Parlamento Foral se pronunciara sobre las mociones que exigen su dimisión.

Por su parte, Jaime Ignacio del Burgo insistió en que no existía nada reprochable en su comportamiento sobre el tema, aunque no respondió cuando un miembro del comité advirtió que todos los hechos que el PSOE considera probados en la moción que ha presentado ante el Parlamento en la que exige la dimisión del presidente de la Diputación eran absolutamente ciertos.

En el texto de UCD, aprobado con doce votos a favor, seis en contra y una abstención, denuncia ante la opinión pública que las mociones presentadas en el Parlamento «contra el presidente de la Diputación están cargadas exclusivamente de intereses puramente partidistas, pretendiendo eliminar como a un estorbo a uno de los más fieles defensores de la identidad de Navarra, en contradicción con la verdadera convicción de honradez que sostienen la mayoría de los navarros». De esta forma, el comité ejecutivo de UCD exige a Del Burgo que continúe al frente de la Diputación navarra y apoyará las querellas criminales que éste interponga contra los firmantes de algunas mociones que vierten conceptos presuntamente calumniosos.

Por otra parte, el comité ejecutivo centrista acordó solicitar al comité de disciplina provincial que dé cumplimiento, a la mayor brevedad, al acuerdo del consejo político de UCD de Navarra, «que establecía la necesidad de considerar la exigencia de responsabilidades de orden interno en el partido por las actuaciones que han concurrido alrededor del tema FASA».

Jaime Ignacio del Burgo ha difundido un comunicado en el que rechaza totalmente las imputaciones de deslealtad a las instituciones forales, «basadas no en hecho probados, sino en razones de carácter político, ajenas por completo al problema de fondo. Resulta incongruente que de unas acusaciones de presunta malversación de fondos y delito de falsedad que se me imputaban se haya pasado a la exigencia de meras responsabilidades políticas».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de abril de 1980