Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos cuatro presuntos implicados en el atraco de ETA (p-m) al Banco Herrero

Por lo menos cuatro jóvenes fueron detenidos en Oviedo y Gijón como presuntos implicados en el atraco cometido por ETA político-militar en el Banco Herrero de Oviedo el pasado mes de julio. Las pistas que desencadenaron la operación policial, aún no concluida, fueron facilitadas por Iñaki Aramallo Eugurola, presunto militante de ETA (p-m) detenido recientemente en Valencia, quien confesó haber formado parte M comando que se apoderó de los 130 millones de pesetas en el Banco Herrero.

A partir de estas declaraciones a la policía, se ha sabido que también corresponde a ETA (p-m) la autoría de otros dos importantes atracos cometidos en Asturias: uno por importe de treinta millones de pesetas en el Hospital General de Asturias y otro de veinte millones de pesetas en el Hogar de San José, donde la Caja de Ahorros de Asturias paga a los pensionistas. Ambos centros se encuentran en Oviedo.Según fuentes próximas a la policía, Maki Aramallo declaró que comandos de ETA (p-m) se entrenan en Argelia con material de desecho del Ejército francés.

La primera noticia de la detención de los presuntos implicados en el atraco del Banco Herrero fue publicada ayer por el periódico ovetense Región, siendo desmentida el mismo día por la brigada de información de la Jefatura Superior de Policía. EL PAIS, sin embargo, pudo ampliar los datos de esta operación policial iniciada el pasado día 19, a partir de la calda de Aramallo.

Ese día, el jefe de la Brigada Operativa, antes dirigida por el comisario Conesa, telefoneó a la Jefatura Superior de Policía de Oviedo para comunicar el inmediato traslado a Asturias del destacado miembro de ETA (p-m), con la finalidad de reconstruir sobre el terreno el atraco al Banco Herrero. En su poder habían sido encontrados varios carnés, que permitieron la identificación de algunos miembros del comando autor del robo y de los asturianos supuestamente implicados en el mismo.

Se ha podido saber ahora que ETA (p-m) tenía alquilada una casa de pueblo en San Claudio, localidad próxima a Oviedo. La vivienda fue identificada por Aramallo en presencia de varios policías de la Brigada Operativa desplazados expresamente desde Madrid. Allí permaneció, durante dos meses, una parte importante del dinero del atraco. Actualmente, ETA (p-m) se encuentra desvinculada de la casa, que está alquilada a otras personas.

Doce presuntos etarras

En el atraco al Banco Herrero participaron doce destacados miembros de ETA (p-m), todos ellos fichados por la policía, quienes contaron presuntamente con el apoyo de seis asturianos -no está claro aún el número exacto de detenidos-, que les sirvieron de enlace y prepararon el terreno.

Este periódico sabe con certeza que se encuentran detenidos Manuel Ramos Vicente, Manuel Angel García Pita, Socorro Coto Alvarez y Gerardo Sánchez Palacios, de edades comprendidas entre los dieciocho y los veintitrés años. Fuentes próximas a la policía han insinuado extraoficialmente la posibilidad de alguna vinculación de estas personas con el Conceyu Nacionalista Astur (CNA), partido que organizó recientemente un mitin en Gijón, en el que participó Mario Onaindía, secretario general de ElA, integrado en la coalición abertzale Euskadiko Ezkerra. Sin embargo, a EL PAIS no le consta la existencia de relación alguna entre los presuntos implicados en el atraco y la organización nacionalista asturiana, que jamás se ha visto implicada en accione de este tipo.

Un dato realmente sorprendente es que la policía no haya detectado la presencia en Asturias del comando de ETA (p-m), integrado por militantes conocidos de esta organización vasca. Todos ellos residieron en esta región durante dos meses, y algunos continuaron quince días en San Claudio después de cometer el atraco.

Pasaron varios controles

Parte del dinero fue sacado inmediatamente de Asturias en una furgoneta con doble fondo, matriculada en León, que superó con éxito dos controles policiales y se dirigió a Francia por Santander y Burgos. Otra parte del dinero permaneció en San Claudio durante tres meses.

El comando de ETA (p-m) estaba perfectamente informado de la existencia en la caja fuerte del Banco Herrero de cuatrocientos millones de pesetas, destinados a pagar la nómina de Hunosa, pero se vio sorprendido por la retirada, la víspera, de 270 millones. Esta circunstancia, comunicada por el cajero cuando los atracadores le tenían retenido en su propia casa durante la noche anterior, les desanimó en alguna medida, porque esperaban protagonizar una acción mucho más espectacular, aunque los 130 millones robados constituyen el asalto bancario más importante de los perpetrados en España.

Comienzan las detenciones

En la mañana del jueves pasado fue detenido, a la puerta del Hospital General de Asturias, Manuel Angel García Pita, cuando cumplía su trabajo habitual de trasladar de Gijón a Oviedo a un grupo de enfermeras. La forma en que se produjo la detención -tres hombres le obligaron a punta de pistola a entrar en un coche, conduciéndole a un lugar desconocido para las enfermeras, que presenciaban perplejas los hechos- motivaron una noticia publicada en un periódico asturiano según la cual un joven había sido secuestrado en extrañas circunstancias. Los tres policías llevaron a Manuel Angel García Pita a Gijón, donde detuvieron también a su esposa, Socorro Coto, y a otrojoven que vivía con ellos.

Los datos sobre la otra u otras detenciones son confusos. Se sabe con seguridad que las investigaciones continúan y que la operación no está aún finalizada. Todos los detenidos, a quienes se les aplicó el decreto antiterrorista, fueron trasladados a Madrid sin haberles sido tomada declaración en Asturias.

En los tres atracos cometidos en Oviedo por ETA (p-m) destaca el conocimiento exacto del terreno que pisaban los comandos autores. El del Hogar San José fue realizado justamente en el momento en que el furgón blindado era abierto para bajar el dinero que transportaba desde la Caja de Ahorros de Asturias, situada a muy escasa distancia del Hogar. Aquel día, la furgoneta se había adelantado algunos minutos a las nueve de la mañana, hora a partir de la cual estaba solicitada la protección policial.

En cuanto al robo del Hospital General de Asturias, fue realizado también con gran facilidad, huyendo sus autores a pie durante un largo trayecto hasta alcanzar el coche que les esperaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de marzo de 1980

Más información

  • La organización recibe entrenamiento en Argelia, según fuentes policiales