Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desmoronamiento físico de Brejnev

El mal estado de salud del jefe del Estado soviético, Leónidas Brejnev, quedó patente el pasado domingo cuando el líder del Kremlin acudió al colegio electoral del distrito moscovita de Kievski para depositar su voto en las elecciones locales y de candidatos al Soviet Supremo (Parlamento federal).

El jefe del Estado soviético, Leónidas Brejnev, apareció el pasado domingo en un precario estado de salud cuando depositó su voto para la elección de soviets locales y candidatos al Soviet Supremo en el distrito moscovita de Kievski.Brejnev, acompañado por el dirigente del partido en Moscú y miembro del Politburó, Víctor Grichin, y una amplia comitiva, apareció con el rostro demasiado hinchado y con caminar torpe. Los acompañantes tuvieron que sujetarle varias veces en el trayecto desde el umbral hasta la sala de votaciones. Varias decenas de periodistas occidentales fueron invitados a presenciar la votación de Brejnev, y todos coincidieron sobre el deficiente estado de salud del presidente.

Pasa a página 3

Editorial en página 10

Brejnev aparece en mal estado físico en la jornada electoral del domingo

Con pasos vacilantes y torpes, el rostro sumamente hinchado y los ojos semicerrados, producto quizá del tratamiento con cortisona, Leónidas Brejnev, acompañado de Víctor Grichin, presidente del Partido Comunista en Moscú y miembro del Politburó, apareció a las 11.45 de la mañana ante varias decenas de periodistas occidentales, especialmente invitados al acto, y la televisión soviética.En algunos momentos del recorrido desde el automóvil oficial, Zil, hasta el salón de votaciones, Brejnev tuvo que ser ayudado por sus acompañantes, entre los cuales destacaban dos altos guardaespaldas que no se separaban de él ni un solo instante, incluido los momentos en que el líder de la URSS besó y recibió flores de niños pertenecientes a la organización de los Pioneros.

Precisamente uno de los guardaespaldas de Brejnev apartó sin ningún tipo de consideración a un periodista británico cuando éste pretendía acercarse al enfermo dirigente del Kremlin para solicitar algún tipo de declaración.

Con deficiencias también en el habla, Brejnev bromeó con el encargado de la oficina de votación, al explicarle, en el momento de la identificación previa a la emisión de voto, que a él era fácil reconocerle por sus pobladas cejas.

El deficiente estado físico del número uno de la URSS ya no es un secreto para nadie, y sus imágenes así lo han demostrado, a pesar de que sus fotografías apareciesen ayer en los órganos de prensa retocadas.

La reaparición, de Brejnev con problemas de salud puede compararse, en cierta medida, a la del primer ministro Alexei Kossiguin, quien apareció ante las cámaras de televisión sumamente envejecido el pasado viernes, en el transcurso de su discurso electoral en el distrito de Frunze.

Una prueba evidente sobre el mal estado de salud de Brejnev la aportaría el hecho de que haya roto una especie de tradición de no hablar con la prensa extranjera brevemente, como solía hacerlo en ocasiones anteriores.

Total participación

El estado desmejorado de Leónidas Brejnev ha originado toda clase de especulaciones sobre el empeoramiento y las causas del mismo. Algunos la atribuyen a un exceso de trabajo, producto, tanto de la ausencia de Kossiguin, como de la crisis afgana. Si bien conviene recordar que los trabajos propios de la presidencia del Consejo ,de Ministros de la URSS están siendo asumidos por el primer viceprimer ministro, Nikolai Tijonov.

Asimismo, ha sorprendido que el estado de Brejnev haya desmejorado tanto, cuando apenas dos días antes la televisión le mostró envejecido, con ciertas dificultades en el habla, pero, aparentemente, con fuerza suficiente como para hacer un discurso de 45 minutos ininterrumpidamente de pie en el distrito Baumanski, por donde se presentó como candidato.

Por otra parte, las informaciones oficiales acerca de las elecciones arrojan un índice de participación de casi el 100%, lo que ha sido utilizado por la propaganda del régimen para lanzar elogios acerca de la total identidad entre el partido y el pueblo. En las elecciones del pasado domingo fueron elegidos un total de 2.250.000 representantes para los soviets locales y los parlamentos de las repúblicas federales y autónomas.

Nuevo viceministro de Exteriores

En otro orden de cosas, ayer lunes el órgano oficial del Gobierno soviético, Izvestia, informó de la elección de -Nikita Rizov como nuevo viceministro de Asuntos Exteriores, completando así el total de siete.

La denominación de Rizov se produjo por sustitución de Jacob Malik, ex embajador soviético en las Naciones Unidas (ONU) y viceministro de Exteriores, que falleció a principios del presente mes.

Rizov tiene 74 años y desempeñó varios cargos en el Ministerio de Asuntos Exteriores, en Moscú, antes de ser destinado como embajador a Turquía en 1957, año en que comienza su carrera en diversos puestos en el extranjero. Nueve años después de este destino en Ankara, Rizov fue trasladado a Roma, cargo que venía desempeñando hasta ahora, que fue llamado a Moscú para hacerse cargo del puesto de viceministro, siendo sustituido en la capital italiana por Valentín Oberemko.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de febrero de 1980

Más información