Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herri Batasuna no participara en el Parlamento vasco y abandona los ayuntamientos

La mesa nacional, máximo órgano ejecutivo de Herri Batasuna, anunció ayer su decisión de no participar por el momento en el Parlamento vasco y retirar de las instituciones (ayuntamientos) a sus cargos electos por un espacio de treinta días «en protesta por la detención de Jokin Gorostidi, Eugenio Etxebeste y Txomin Iturbe, y la represión que sufre el pueblo vasco en sus dos mitades, norte y sur». Paralelamente, LAIA, una de las cuatro fuerzas de la coalición, al tiempo que criticaba esta actitud, hacía pública la resolución de su comité nacional de abandonar HB.

A la reunión de la mesa nacional asistieron los representantes de los independientes y de las fuerzas políticas de la coalición, excepción hecha de LAIA. La decisión de la no participación temporal se acordó por quince votos a favor ny los independientes) y once en contra (ANV, ESB y dos independientes). Al término de la sesión, la mesa nacional hacía público un comunicado en el que señala que «haciendo constar su deseo de no dar al Parlamento vascongado el mismo tratamiento que al español, acuerda la no intervención inmediata en el Parlamento vasco, a la vista de la situación del País Vasco».«Esta decisión», puntualiza el comunicado, «estará sujeta a replanteamiento permanente, pudiendo decidir la mesa nacional la intervención en el futuro, si así se acordara y previo debate de los partidos y asociaciones de herrialde (provincias).»

La decisión de HB de retirar de las instituciones (ayuntamientos, diputaciones y juntas generales) a sus representantes por un espacio de treinta días, como protesta por las detenciones de Jokin Gorostidi, Eugenio Etxebeste y Txomin Iturbe, no ha sorprendido en medios políticos vascos. Es de destacar que los cargos electos de HB sólo participaban en los ayuntamientos, ya que quedaron vacantes sus puestos en diputaciones y juntas generales desde su constitución.

Tanto esta decisión como el acuerdo de no participar inmediatamente en el Parlamento fueron criticados ayer por LAIA, una de las cuatro fuerzas de Herri Batasuna, que anunció su decisión de abandonar la coalición, «con cuya actual estructura, programa y perspectivas no estamos de acuerdo. Herri Batasuna de hoy, tras su reestructuración, con primacía de independientes y HASI y el papel difuminado de los demás partidos», afirmaron dirigentes de LAIA, «poco tiene que ver con la coalición de partidos que era en su origen. Ahora se ha presentado a las elecciones como una agrupación de independientes».

Enumeraron los portavoces de LAIA, en conferencia de prensa, sus divergencias con HASI y los independientes, que, en su opinión, controlan por completo la mesa nacional de la coalición. «Al contrario que aquéllos, nosotros opinamos que la reforma ha avanzado bastante, y la correlación de fuerzas no permite, a corto plazo, la ruptura. Hay que prepararse, pues, a una lucha larga, radicalizar el programa (básicamente el mismo que el de Herri Batasuna) y trabajar en el camino de la transición al socialismo, volviendo a las instituciones (diputaciones y juntas generales) e incluso participando en el Parlamento. Es preciso utilizar todas las armas posibles: la lucha en la calle y el altavoz de las instituciones en esa lucha. » Considera LAIA que la decisión de la mesa nacional de HB de no acudir por el momento al Parlamento vasco y abandonar por treinta días las instituciones es un error tremendo y una «excusa o pura justificación de una decisión ya meditada anteriormente. Para denunciar la actual situación de represión en Euskadi, que nosotros creemos si existe, se deben utilizar las instituciones». En este sentido, los portavoces de LAIA anunciaron su decisión de mantener a sus concejales en los ayuntamientos y ocupar los puestos que a sus militantes les correspondieron en diputaciones y juntas generales.

Comunicaron asimismo los dirigentes de LAIA que, tras el abandono de Herri Batasuna, el partido recomendará a sus militantes, de cara a las elecciones, la libre actuación y su firme propósito de ir tras el 9 de marzo a la construcción de un partido comunista vasco de nuevo, «lejos», precisaron, «del eurocomunismo de EIA y del populismo radical de HASI».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de febrero de 1980