_
_
_
_
Gente

Manuel Díez-Alegría,

teniente general, embajador de España y académico de la Lengua, recibió el jueves una cena-homenaje ofrecida por el Instituto de Cuestiones Internacionales (Inci), una «asociación privada e independiente que se consagra al estudio de los problemas de paz, guerra, desarme, cambio social y económico en el sistema internacional» y que preside el autor de Ejército y sociedad.El diputado socialista Enrique Múgica, uno de los vicepresidentes del Inci, calificó al teniente general Díez-Alegría como un «hombre con magia», al ofrecerle el homenaje. Alberto Bailarín y José Mario Armero, los otros dos vicepresidentes de la asociación, tuvieron palabras cálidas y cargadas de elogios para el militar y académico, «en quien se han sintetizado los discursos de las armas y de las letras».

«Es la primera vez en mi ya larga vida que, dejando aparte actos o ceremonias íntimas, recibo un homenaje», dijo el teniente general Díez-Alegría, al agradecer al centenar aproximado de asistentes su presencia y el que hubieran reconocido de ese modo «lo recto de una intención abnegada».

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_