Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carter no inaugurará los Juegos de Lake Placid

El presidente Carter no inaugurará los Juegos Olímpicos de invierno de Lake Placid, según se informó en Washington. Carter adoptó esta decisión a causa de la continuación de la crisis iraní y afgana. Dinamarca tampoco asistirá el mes próximo a los Juegos, por lo que el número actual de países participantes en Lake Placid queda ahora en 36. La llama olímpica se encendió ayer en Grecia.Un alto funcionario de la Casa Blanca afirmó que «sí, pensábamos ir a Lake Placid, pero a la luz de las crisis internacionales, estimamos que no es apropiado para el presidente ir a inaugurar los Juegos de invierno». Hasta ahora, los Juegos jamás se quedaron sin la asistencia de un presidente. Por lo que respecta a la decisión de Dinamarca, el Comité Olímpico Internacional informó que se debían a razones «deportivas», al no estar en condiciones los atletas daneses de obtener ninguna medalla.Mientras, ayer, la actriz griega María Moscholiu procedió a encender con los rayos del sol la llama olímpica en una rama de olivo, en el gran crisol instalado en la histórica ciudad de Olimpia, ceremonia que se viene realizando desde 1956. La actriz dio fuego a continuación a la primera de las antorchas olímpicas, que llevarán el fuego sagrado hasta Lake Placid. A la ceremonia asistió una delegación norteamericana.

Según un estudio publicado por el diario socialista francés Le Matin, el número de países favorables al boicot a los Juegos de Moscú asciende a 43, el de los que están en contra a 48, y el de indecisos, a treinta. En la lista se incluye también a aquellos países que manifestaron «una preferencia», como la RFA e Inglaterra. En Bélgica, la opinión pública comienza a inclinarse hacia el boicot. El 62% de los lectores del diario independiente Le Soir se pronuncian en este sentido. El Comité Olímpico Belga ya se pronunció a favor de la participación.

ltalia, contra el boicot

Italia acudirá a Moscú, señaló Franco Carraro, presidente del Comité Olímpico Italiano, aunque puntualizó que la decisión final estará supeditada a la que adopten conjuntamente el resto de países. Por su parte, el futbolista internacional Paolo Rossi declaró que «un boicot a las Olimpiadas difícilmente podrá contribuir a la reconstrucción de un clima de paz mundial». Con un «sí» a Moscú se pronunció Joao Carlos de Oliveira, brasileño, campeón mundial de triple salto.

El Comité Olímpico de Tailandia informó a la embajada soviética que seguirá los postulados del Comité Internacional a la hora de decidirse. Chile reafirmó su retirada, confirmando su Comité Olímpico la recomendación del general Pinochet. Por contra, el Comité Peruano declaró que sus atletas sí acudirán a Moscú. En México, el Gobierno decidió dejar la decisión en manos del Comité Olímpico, que con anterioridad se ha manifestado en contra del boicot. Por último, el alcalde de Filadelfia, William Green, ofreció las instalaciones deportivas, hoteleras y de comunicaciones para ser posible sede de una gran competición internacional, si prospera el boicot a Moscú.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de enero de 1980