Vuelve la tensión a las calles de Quito

Un estudiante murió el pasado miércoles en Quito de un disparo producido, al parecer, por un policía durante una manifestación de protesta por el alza del coste de la vida.La muerte de Gilberto Sánchez, de dieciséis años, ha hecho que la tensión resurgiera en esta capital cuando parecía que la calma había vuelto tras el fallecimiento, hace dos semanas, de otro estudiante, que recibió un disparo efectuado por un oficial de la policía.

Desde el mediodía de ayer, grupos de estudiantes, apoyados por algunos sectores populares, fueron concentrándose cerca del Palacio de Gobierno, mientras que el presidente, Jaime Roldós mantenía una serie de conversaciones con sus principales colaboradores.

Fuentes policiales dijeron que un grupo de manifestantes intentó tomar una comisaría situada en la avenida del 24 de mayo.

Según informó el doctor Carlos Garcés, director del Instituto del Cáncer, en cuyas inmediaciones se produjeron los incidentes, se escucharon «dos o tres disparos» y seguidamente un grupo de personas condujo al Instituto a dos estudiantes heridos.

Uno de ellos, Sánchez, ingresó cadáver y el otro tenía una herida de bala en una pierna, de la que fue atendido por los médicos del Instituto.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS