La empleada de una joyenía pone en fuga a tres atracadores

Serafina Río, una zamorana de veinticuatro años, empleada de joyería, logró poner en fuga a tres atracadores que pretendían asaltar el establecimiento donde la joven trabajaba. Durante el forcejeo, Serafína sufrió heridas de carácte leve.A las 9.30 de la mañana de ayer, solamente había dos empleados en el interior de la joyería Portal de Belén, en el número 15 de la calle Corredera Alta de San Pablo. A esa hora entraron al comercio tres hombres, dos de ellos armados con una escopeta de cañones recortados y una pistola.

Sorprendentemente los atracadores solicitaron dinero en vez de joyas, lo que permite aventurar dos posibilidades: o sospechaban que la caja fuerte del local conservaría las recaudaciones de días anteriores o, simplemente, actuaron como novatos, dada la imposibilidad de que a esa hora hubiese podido reunirse una considerable cantidad.

Cometieron, un segundo fallo: parecieron preocuparse exclusivamente del empleado, al que condujeron a una dependencia posterior de la joyería. mientras exigían el dinero. En el despacho de joyas, Serafína aprovechó su libertad de movimientos para buscar un rifle del calibre 22, propiedad del dueño, depositado en el local. Cuando consiguió empuñarlo, conminó a los atracadores a que desistieran de cometer el hecho, si bien se olvidó de quitar el seguro del arma, circunstancia que aquellos advirtieron. Inmediatamente trataron de arrebatarle el rifle y, una vez que lo consiguieron, la golpearon repetidamente con él. A pesar de todo, el arrojo de la joven fue suficiente piara disuadir a los asaltantes, que huyeron a pie.

Agresión con un hacha: falta la víctima

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una patrulla policial localizó a tres mujeres en la avenida de La Paz, sobre las cuatro de la madrugada, y procedió a los trámites de identificación. Durante los mismos, la policía comprobó que una de ellas portaba un hacha con huellas de sangre.

En declaración posterior, María Carmona, de 64 años; Argentina Barrul, de veintidós, y Basilia Amador, de veinte, manifestaron que el arma blanca había sido utilizada en la agresión a un taxista.

Según su propio testimonio, habían tomado un taxi en la Ciudad de los Angeles, con el propósito de ir a Torrejón de Ardoz. Al comienzo de la avenida de la Paz, las tres pasajeras dijeron sentirse mareadas y pidieron al taxista que se detuviera, a lo que éste no accedió. En represalia, Argentina enarboló un hacha de cuarenta centímetros de mango y golpeó con él al conductor en el cráneo. Al parecer, el agredido abandonó el vehículo a toda prisa. actitud que secundaron las tres mujeres. Luego, volvió al interior del automóvil y huyó a toda velocidad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS