Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido "abertzale" HASI volverá a solicitar su legalización

HASI (Partido Socialista Popular Revolucionario), integrante, junto con LAIA -todavía hoy ilegal-, de la Coordinadora Abertzale Socialista (KAS) y fuerza más influyente de la coalición de izquierda abertzale radical Herri Batasuna, volverá a solicitar al Ministerio del Interior su legalización como partido político democrático y partidario de la independencia de Euskadi. Hasta la fecha, la Administración no ha querido legalizar a HASI por negarse este partido a retirar ocuando menosa «disfrazar» el apartado de sus estatutos en que se autocalifica como independentista.En julio de 1977 nació HASI, que se definió entonces como organización socialista, de corte marxista, revolucionario y patriótico (abertzale), partidaria de un estado vasco socialista, revolucionario, independiente y euskaldun. En su seno convergieron desde -entonces militantes de HEAS, partido ya desaparecido, junto con independientes.

Fue dentro del mismo año 1977 cuando los dirigentes de HASI solicitaron al Ministerio del Interior el registro como partido político. La respuesta ministerial no se produjo nunca de forma oficial. En forma de contacto telefónico, representantes del Ministerio del Interior indicaron a HASI que debía retirar de los estatutos presentados las palabras independencia e independentismo, para sustituirlas por otras «que no hirieran a algunos estamentos de la política española». Ante la negativa del partido a variar un objetivo que aún hoy consideran lícito en una sociedad democrática, se produjo un largo silencio administrativo.

Hace aproximadamente un año se invitó nuevamente a HASI a reconsiderar su actitud e incluso a viajar a Madrid para solucionar el problema, manteniendo su postura de no retirar los términos citados de sus estatutos. HASI, integrado en la coalición electoral legal Herri Batasuna, ha vivido estos años, pues, en un equívoco estado de partido no legalizado, pero «tolerado». Aunque en varias ocasiones la autoridad gubernativa ha aludido a su ilegalidad, para prohibir algunos de sus actos, lo cierto es que sus dirigentes son bien conocidos y han podido participar en la vida política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de enero de 1980

Más información

  • Pertenece a la coalición Herri Batasuna