Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos campesinos, muertos por la policía peruana

Dos campesinos resultaron muertos el miércoles, y otros dos heridos, por disparos de la Guardia Civil peruana en la localidad de San Juan de Ondores, en la sierra Central de Perú.Unos quinientos campesinos, hombres y mujeres que ocupaban tierras estatales, fueron obligados a desalojarlas por la policía, que al ser rachazada con piedras y palos por los agricultores, abrió fuego y provocó las muertes. Fuentes policiales afirmaron que tres oficiales de la Guardia Civil y diez subalternos resultaron también contusionados.

Las autoridades culparon a la Confederación Campesina de Perú de promover las ocupaciones ilegales de tierras y la resistencia a los desalojos. Por su parte, dirigentes de esta organización campesina insistieron en que las ocupaciones continuarán: «Vamos a seguir levantándonos contra los latifundios en manos del Estado reaccionario.»

Las tierras ocupadas pertenecen a una rica zona ganadera peruana y han sido estatalizadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de diciembre de 1979