Desacuerdo entre España y la CEE sobre la aplicación del IVA

Las posiciones de España y de la Comunidad Económica Europea (CEE) sobre la fecha de entrada en vigor en nuestro país del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) se encuentran todavía bastante alejadas. En la reunión celebrada ayer en Bruselas por los representantes permanentes de los nueve y el embajador Bassols -la tercera de su tipo desde que se iniciaron las negociaciones- España ha vuelto a insistir en que necesita un período transitorio «suficiente», mientras que la CEE estima que el IVA debe entrar en vigor en nuestro país desde el momento mismo de la adhesión.El secretario general técnico del Ministerio de Hacienda, señor Soto, que se encuentra en la capital belga, afirmó que la incidencia del IVA en los precios españoles no será tan alarmante como algunos predicen.

En la reunión de ayer, España puntualizó su postura en relación con las zonas francas, sometidas a una legislación muy restrictiva en el seno de la Comunidad. Aquí también la delegación española pide un período transitorio amplio, «con objeto de proceder a la adaptación de la legislación y evitar posibles perjuicios a las empresas instaladas en dichas zonas».

La Comunidad, por su parte, entregó oficialmente a la delegación española el informe sobre las relaciones exteriores de España, en el plano comercial. El embajador Bassols se negó a comentar el documento a la prensa, dado que aún no ha sido examinado por los expertos de los distintos ministerios, pero adelantó que la materia es «compleja y difícil». La respuesta española deberá llegar en la próxima reunión a nivel ministerial, prevista para el próximo día 18. Tal vez sea objeto de algún comentario en los contactos personales que el ministro Leopoldo Calvo Sotelo mantendrá hoy con el presidente de la Comunidad, Roy Jenkins, y con Lorenzo Natali, encargado de todos los temas relativos a la ampliación del Mercado Común.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS