Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Puerto de Rosario pide que se vaya la Legión

El Ayuntamiento de Puerto del Rosario, capital de Fuerteventura, acordó en su última sesión extraordinaria, por unanimidad, que el tercio de la Legión Don Juan de Austria sea trasladado a alguna de las plazas de soberanía de España en Africa, y pide asimismo al Gobierno que se inicie un libro blanco exhaustivo del comportamiento del tercio desde diciembre de 1975 hasta la fecha y su influencia negativa en la población majorera.

La moción, que fue presentada por el alcalde de la capital y miembro de Unión de Centro Democrático, Matías González, condena el secuestro del DC-9 de Iberia y añade que sus autores «han sido precisamente unos individuos comprometidos inicialmente en velar por la seguridad de una isla y de un pueblo que siempre se ha caracterizado por la nobleza, espíritu pacífico y hospitalidad de sus habitantes».Termina la moción presentada, tras pedir el traslado del tercio, con la solicitud al Alto Estado Mayor militar que se restablezca el régimen de infantería en Fuerteventura, de tan grato recuerdo para los majoreros que sirvieron en él, como unidad de guarnición en esta isla.

Finalmente solicitan de todos los ayuntamientos canarios, de los cabildos insulares y de la Junta de Canarias apoyo y solidaridad para conseguir estos propósitos.

La secretaría de relaciones políticas del Partido Socialista Canario-PSOE ha manifestado, por su parte, que «hay que plantearse seriamente el futuro de la Legión, que es un cuerpo pensado para circunstancias que no son las actuales». Angel Tristán, secretario político de este partido en Canarias, añadió que «en una primera etapa debe procederse a la eliminación de todos los extranjeros, así como a una selección para conseguir que no existan personas que no reúnan las adecuadas condiciones de patriotismo, vocación y honestidad». En el mismo sentido afirma que no parece adecuada la presencia de la Legión en Canarias y que la defensa de las islas «necesita de un aparato defensivo, que no se basa precisamente en la presencia de una bandera del tercio, sino en un amplio sistema acorde con las circunstancias geoestratégicas del archipiélago».

El tema de la presencia de la Legión en la isla de Fuerteventura a raíz de la descolonización del Sahara no es nuevo en Canarias.

Cabe citar el asesinato del alcalde pedáneo de una aldea de Fuerteventura, robos de barcos a cargo de desertores, peleas callejeras y hasta secuestros, amén de toda la infraestructura nocturna -salas de fiesta, barras americanas, consumo de drogas, etcétera- que acompaña a un regimiento de estas características.

Precisamente el actual alcalde de Puerto del Rosario, Matías González, una persona de gran prestigio en la isla y de Ideología democristiana, realizó hace años un detallado informe que llegó hasta los despachos madrileños y del que nunca más se supo. En él se recogían las incidencias negativas que había provocado la instalación de esta bandera de la Legión en una isla de las características de Fuerteventura, de población pequeña y con una sociología típicamente campesina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 1979