Renfe incorpora mujeres a su plantilla de maquinistas

Un centenar de mujeres se han incorporado a Renfe una vez superadas las pruebas correspondientes para desempeñar los trabajos de factor y ayudante de maquinista. Al concurso-oposición, convocado para cubrir unas mil plazas de estos puestos, se presentaron más de 42.000 candidatos. Los resultados finales han sido 528 aprobados para factor, entre ellos ochenta mujeres, y 629 aprobados para ayudantes de maquinistas, diecisiete mujeres. Todos ellos tienen que superar ahora las pruebas de capacidad física y psíquica, así como un curso de adiestramiento de siete meses. Superado ese período, se incorporarán a los puestos de trabajo con plena responsabilidad. Los factores desempeñan funciones de administración en expedición de paquetes, billetes y de ordenación de circulaciones. Los ayudantes de máquinas forman equipo con los maquinistas, y posteriormente pasan a ocupar estos puestos de responsabilidad en la conducción de los trenes.Un dato curioso es el hecho de que entre los aprobados, e incluso rechazados, hay varios titulados superiores que a falta de otro empleo han concursado a estos puestos; licenciados y doctores en Química, Biológicas y otras ciencias ocuparán estos puestos. Los niveles retributivos iniciales, tanto para factores como para ayudantes de maquinistas, se sitúan entre 30.000 y 40.000 pesetas mensuales (catorce pagas al año), que pueden incrementarse por horas extras para los ayudantes de maquinistas.

La incorporación de mujeres a estos puestos constituye una novedad, ya que hasta ahora la entrada de mujeres en la red ferroviaria no se había producido en ningún puesto que exigiera trabajos nocturnos. Una disposición de hace varios decenios prohíbe el trabajo nocturno de la mujer, y aunque ha quedado obsoleta en numerosos empleos, Renfe venía respetando hasta ahora esa disposición. Tras una consulta a la Dirección General de Trabajo, se ha autorizado el empleo nocturno de las mujeres.

En los últimos años se ha producido una paulatina incorporación de la mujer a todos los sectores laborales. Su ingreso en el Cuerpo de Policía o en la automoción -taxis y autobuses- fue noticia hace tiempo. Algunas actividades, como el trabajo en el interior de las minas, la incorporación al Ejército o el ingreso en compañías privadas de seguridad, están, sin embargo, en la actualidad vetadas para ellas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 02 de agosto de 1979.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50