Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz Ordaz fue enterrado ayer

Gustavo Díaz Ordaz, presidente de México durante el período de 1964-1970 y uno de los personajes más controvertidos de la política de este país, falleció el domingo, a los 68 años de edad, de un cáncer de hígado.Su régimen destacó por varios hechos políticos de importancia. El más discutido fue el conflicto estudiantil del verano de 1968, que culminó el 2 de octubre con la llamada «matanza de Tlatelolco», en la que perecieron en la capital mexicana un número de personas aún no precisado.

Díaz Ordaz compartió las responsabilidades de esos sucesos con su secretario de Gobernación (Interior) y luego su sucesor, Luis Echeverría, con quien a la postre sostuvo una fuerte enemistad.

En octubre pasado, al conmemorarse una década de los sucesos, el nombre del ex presidente fue severamente recordado por las fuerzas políticas opositoras. Cuando Díaz Ordaz fue designado jefe de la misión diplomática mexicana en Madrid, el embajador en Francia, el escritor Carlos Fuentes, renunció a esa representación en señal de disconformidad.

Diez años antes, otro escritor, Octavio Paz, en aquel entonces embajador en la India, actuó idénticamente frente a la matanza ocurrida en la también llamada plaza de las Tres Culturas.

En 1977, Díaz Ordaz fue designado embajador de México en Madrid, tras la normalización de las relaciones diplomáticas entre los dos países, interrumpidas desde la guerra civil española (1936-1939). El ex presidente abandonó el cargo pocas semanas después por motivos de salud.

Nacido en el estado de Puebla, Díaz Ordaz se licenció en Derecho en 1937.

Catedrático y luego vicerrector de la Universidad Autónoma de Puebla, fue electo diputado federal en 1943. Tres años después, en 1946, fue elegido senador de la República.

En 1963 fue designado candidato del Partido Revolucionario Institucional (en el poder desde hace cincuenta años) para ocupar la presidencia de la República en el período 1964-1970.

Tras recibir ayer el póstumo homenaje del Gobierno en la sede de la República, los restos de Gustavo Díaz Ordaz fueron inhumados, junto a los de su esposa, en un panteón de la capital mexicana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de julio de 1979

Más información

  • El ex presidente mexicano falleció el domingo