Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atentado de ETA (p-m) contra el santuario del Opus Dei en Torreciudad

Una bomba de gran potencia, al parecer compuesta por unos diez kilos de goma-2, explosionó a las nueve de la noche del domingo en el santuario de Nuestra Señora de Torreciudad, erigido por el Opus Dei a veinticinco kilómetros de Barbastro, localidad natal de su fundador, Josemaría Escrivá, de cuyo fallecimiento, en Roma, se cumplen hoy cuatro años. ETA político-militar reivindicó ayer tarde, en escueta llamada a medios de comunicación bilbaínos, el atentado que en medios próximos a la Obra se relaciona con el IV aniversario de la muerte de monseñor Escrivá.

El mutismo que mantienen los responsables del santuario y el haber sido prohibido el acceso a la zona afectada impide conocer con certeza el alcance de los daños. Sin embargo, el hecho de que ayer todavía se siguieran retirando escombros hace pensar en importantes pérdidas.La explosión según se manifestó a José Manuel Fonseca, corresponsal de EL PAIS, en Huesca, se produjo en la oficina de prensa del complejo religioso, en el pasillo de la cripta denominada de los confesonarios. El acceso a la capilla ha sufrido los daños mayores y han sido derribados tabiques de ladrillo y puertas de hierro.

Sobre las 8.30 de la tarde se recibió una llamada telefónica, y una voz masculina advirtió de la colocación de la bomba y de la hora en que iba a explosionar. Personal adscrito al santuario pudo comprobar la existencia de una bolsa de deportes en la mencionada cripta, que a esa hora se encontraba ya cerrada al público.

Fueron avisadas la Guardia Civil y la Policía Nacional, pero las dotaciones desplazadas a Torreciudad llegaron después de que se hubiera producido la explosión.

La oficina de prensa del complejo ha declarado a EL PAIS que será de nuevo abierto al público una vez que sean retirados los escombros de la parte afectada Hoy martes, a la una de la tarde se celebrará una misa con motivo del IV aniversario del fallecimiento del fundador del Opus Dei.

Tres mil millones costó el santuario

El santuario de Torreciudad que, según informaciones publicadas en la prensa ha costado más de 3.000 millones de pesetas, es una obra patrocinada por el Opus Dei y fue abierto al culto en el día 7 de julio de 1975. El altar mayor mide quince metros de altura, tallado todo él en alabastro. En el centro se encuentra la imagen restaurada, de Nuestra Señora de Torreciudad, que fue cubierta de una lámina de oro antes de ser llevada de su antigua ermita al santuario del Opus Dei.La vinculación de esta organización a la virgen de Torreciudad viene determinada, según la tradición de la Obra, por el supuesto milagro operado en el pequeño Josemaría Escrivá, cuando fue llevado por su madre en peregrinación, con los pies descalzos, a la ermita, de donde regresó curado de una enfermedad por la que había sido desahuciado por los médicos. Tenía entonces Josemaría Escrivá dos años. En 1970, 66 años después, monseñor Escrivá repitió la misma peregrinación descalzo. En mayo de 1975, un mes antes de su muerte, consagró, con gran solemnidad, el altar mayor del santuario.

Hoy, Torreciudad es todavía un centro de peregrinación mariana, pero los seguidores del fundador del Opus Dei aspiran y confían en situar en el mismo altar a Nuestra Señora de Torre Ciudad y monseñor Escrivá, para cuya canonización se viene desde hace tiempo recogiendo documentación. La elevación del Padre a los altares es un objetivo perseguido por los 70.000 socios de la Obra esparcidos por los cinco continentes. A los miembros del Opus Dei se les atribuye creciente influencia en el aparato Vaticano y en otros círculos de poder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de junio de 1979

Más información

  • ARAGÓN