CASTILLA-LA MANCHA

UCD crea un Ayuntamiento paralelo en Guadalajara

UCD de Guadalajara, que quedó descolgada del Ayuntamiento al haber presentado fuera de plazo su candidatura, ha decidido crear un ayuntamiento en la sombra para controlar la gestión de la actual Corporación, mayoritariamente socialista, pese a la derivación del voto de UCD hacia los candidatos de Coalición Democrática.

A este respecto, Agustín de Grandes -número dos de UCD, antiguo concejal y alcalde de Guadalajara y ex presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe- ha explicado que se había creado un equipo integrado por los miembros de la candidatura, más algunos especialistas en temas municipales, con el fin de llevar a cabo una labor de seguimiento -por áreas y sectores- de la actuación del grupo socialista.Aseguró también que mientras el Ayuntamiento vaya cumpliendo los objetivos en la línea propuesta por UCD no llevarán a cabo acciones «paralelas». En caso contrario, está previsto -y ha funcionado ya- un aparato de contestación a la labor municipal a través de notas de prensa o artículos de los miembros del partido (a veces con seudónimo), aunque De Grandes matiza que desde una óptica crítica responsable y de colaboración.

Según los dirigentes de UCD, su partido, gracias a la experiencia municipal anterior, que les permitía conocer perfectamente los problemas de Guadalajara, tenía en marcha un «meditado» plan de actuación. La adaptación del plan general, ofertas concretas para el estudio del problema del tráfico, la actuación en bienes sociales, la activación del tema del colector del Alamín, la política de instalaciones deportivas y la siempre polémica cultura eran las principales bases del programa centrista.

Opina el alcalde

Javier de Irizar -senador socialista- es el alcalde de Guadalajara, y piensa que el «ayuntamiento paralelo» es una lógica y simple actividad de partido. A su juicio no es suficiente enviar un par de notas de prensa para asimilar la labor de UCD con la del equipo municipal.Por otra parte, no le augura una duración demasiado larga a este «plan de seguimiento».

De todas formas, la primera de las polémicas entre UCD y el Ayuntamiento ha surgido a raíz del taller-estudio que funciona en el palacio de La Cotilla. Este edificio ha sido cedido para su uso al Ministerio de Cultura por el anterior equipo municipal, aunque no de forma definitiva. En este intervalo de tiempo -algo más de tres meses-, allí se han desarrollado algunas actividades artísticas y manuales (pintura, cerámica, forja, etcétera), bajo un régimen que los hombres de UCD denominan de autogobierno, dado que son los propios artistas los que regulan las actividades del centro.

Frente a esto, el actual Ayuntamiento pretende que si cede este edifico debe ser regido por un patronato en el que esté representado el ente municipal. En este sentido, Javier de Irizar ha recalcado que lo que se pretende no es «intervencionismo por las buenas», sino «una intervención que permita que el taller-estudio acoja a todos los artistas posibles, sin distinción de ideología. Hoy hablan de autogobierno y no intervencionismo porque quienes forman la junta rectora de La Cotilla son de UCD o afines». Agregó también que en la actualidad no se dan cursos abiertos en ninguna especialidad y sólo sirve para el desarrollo del trabajo de unos pocos.

Por otra parte, en el último pleno del Ayuntamiento, los concejales socialistas y comunistas han acordado solicitar al presidente del Gobierno y ministro de, Administración Territorial una rápida solución al problema de la retribución económica de los miembros de las corporaciones locales.

La moción fue presentada por el alcalde, el socialista Javier de Irizar, aludiendo a que es lógico que se retribuyan aquellos cargos que necesitan cierta dedicación y que en la actualidad hace que a algunos se les descuente parte del sueldo en sus respectivos trabajos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 25 de junio de 1979.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50