Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Separadas dos siamesas que estaban unidas por el cerebro

Un equipo de cirujanos de la Universidad norteamericana de Utah consiguió, en una operación quirúrgica que duró más de dieciséis horas, separar a dos hermanas siamesas, de diecinueve meses de edad, que estaban unidas por la cabeza y tenían una pequeña conexión entre sus cerebros.

El doctor Steven Minton, que dirigió la operación, declaró ayer que las dos niñas se encontraban en estado «crítico, pero estable». El médico añadió que las hermanas Lisa y Elisa Hansen habían resistido bien la intervención quirúrgica, pero que aún no estaban fuera de peligro y no podían descartarse complicaciones como una infección o una hemorragia.Los padres de las dos siamesas, David y Patricia Hansen, dijeron ayer en Salt Lake City que «el Señor ha respondido a nuestras plegarias». Las dos niñas se encontraban, bajo vigilancia intensiva, descansando, por primera vez en su vida, en camas separadas.

Uno de los especialistas que presenció la operación dijo que fue algo comparable a un espectáculo de ballet, con once cirujanos y docenas de enfermeras trabajando simultáneamente, turnándose con el bisturí, entrando y saliendo del quirófano. Las dos gemelas habían sido colocadas cada una en una camilla y uno de los médicos que intervino en la operación de separarlas declaró que casi las consideraba de la familia y que todo el centro médico de la Universidad de Utah, en Salt Lake City, estaba feliz por el éxito de la intervención.

Ayudándose con lupas de gran potencia, los neurocirujanos cortaron una pequeña conexión que unía los cerebros de las dos hermanas siamesas. Al principio, los médicos creían que sólo algunos vasos capilares comunicaban 'los dos cerebros, pero en el curso de la intervención se comprobó que existía otro tipo de conexión y se procedió a separarla.

El doctor Minton declaró ayer que todavía es muy pronto para saber si alguna de lasdos hermanas siamesas sufrió daños en el cerebro durante la operación, y calificó los próximos días como decisivos para la normalización de las niñas que nacieron unidas por la parte superior de la cabeza.

Intentos anteriores de separar a siameses unidos por la cabeza no tuvieron éxito. En algunos casos murió uno o los dos, mientras que en otros se produjeron daños irreparables en el cerebro. En caso de que las hermanas Hansen superen la fase posoperatoria, tendrán todavía que sufrir nuevas intervenciones en el futuro, anunció el doctor Minton, aunque se tratará esencialmente de cirugía plástica.

Lisa y Elisa Hansen eran perfectamente normales antes de la operación; excepto por estar unidas por la cabeza. Los padres de las siamesas, que quieren mantenerse al margen de las cámaras de los fotógrafos y de las preguntas de los reporteros, manifestaron ayer a través de un portavoz de la familia que «hemos estado rezando para que llegara este día. Es un milagro, un sueño convertido en realidad».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de junio de 1979

Más información

  • Los intentos anteriores de este tipo de operación no han tenido éxito