Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey inauguró ayer el complejo minero de Aznalcóllar

El Rey, junto al presidente del Banco Central y de Andaluza de Piritas, Alfonso Escámez, inauguró ayer la puesta en marcha de la planta de esta sociedad en Aznalcóllar, que permite el tratamiento de minerales complejos para su separación en concentrados de cobre, plomo, cinc, así como plata y pirita. Al acto asistieron los ministros de Hacienda, Comercio, Economía y Cultura, así como autoridades locales y regionales de Sevilla y Andalucía.El complejo de Aznalcóllar es uno de los más novedosos y avanzados del mundo, y permitirá un impulso importante de la minería metálica. La puesta en marcha de la planta ha supuesto la inversión de casi 13.000 millones de pesetas, aportados por el Banco Central (novecientos millones en forma de capital y otras cantidades como crédito), 10.000 ahorradores (4.000 millones de pesetas suscritas en obligaciones convertibles en acciones), Banco de Crédito Industrial (crédito de 4.000 millones, de los que se han dispuesto 1.600) y suministradores de equipos. La asistencia técnica para la construcción de la planta ha sido desarrollada por una compañía canadiense y por Intecsa.

La producción de Aznalcóllar se estima que alcanzará 114.000 toneladas de cinc, 42.000 de plomo y 68.000 de cobre. Su facturación anual superará los 6.000 millones de pesetas. Los concentrados de estos dos últimos metales aportarán, a su vez, cantidades de plata. La producción se ha iniciado este mismo mes y ya está vendida para los próximos tres años. La mitad de la producción de cinc se colocará en el mercado nacional, y el resto de los metales obtenidos, en el exterior.

La planta de Aznalcóllar ha supuesto la puesta en funcionamiento de tecnologías nuevas para la separación de metales de yacimientos complejos, que podrá implantarse en otros yacimientos de piritas. La mina de Aznalcóllar, a cielo abierto, se estima que contiene reservas de casi cien millones de toneladas, que permiten garantizar la explotación por más de veinte años.

Una vez puesta en marcha la primera fase, se estudia en estos momentos la posibilidad de continuar la inversión en el aprovechamiento de las piritas para obtener ácido sulfúrico y posteriormente aprovechar las cenizas de la pirita como mineral de hierro para una planta de prerreducidos. El presidente del Banco Central manifestó ayer el deseo de la empresa de compartir las inversiones en estos nuevos proyectos con otras sociedades nacionales introducidas en esos campos. La inversión en sulfúrico es previsible que pueda abordarse en breve, ya que en estos momentos España tiene un déficit de unas 500.000 toneladas anuales. La producción prevista en Aznalcóllar permitiría la construcción de cuatro plantas de 500.000 toneladas de producción de sulfúrico cada una. El grupo del Banco Central mantiene conversaciones con Foret y Cross para abordar estos proyectos.

El señor Escámez señaló que Andaluza de Piritas estará en condiciones de repartir un primer dividendo del orden del 8% en el momento en que comiencen a transformarse las obligaciones en acciones (1981) y que accionistas privados tomen una participación en el capital de la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1979