Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV valora positivamente la actitud del Gobierno ante el Estatuto vasco

Un cambio positivo de buena voluntad para que con rapidez y urgencia se negocie el Estatuto vasco de Autonomía ha sido detectado en el Gobierno por el Grupo Vasco del Congreso, según declaró ayer a EL PAIS su portavoz, Marcos Vizcaya. El mismo afirmó que su partido espera ver concluido todo el proceso estatutario vasco -referéndum y elección de Parlamento vasco incluidos- para fin de este año.

«Un primer detalle es que el Gobierno de UCD ya ha hecho saber que desea que el Estatuto, vasco sea el primero que se negocie en la Comisión Constitucional. Otra prueba de buena voluntad palpable es el hecho de que haya enviado ya para su estudio a la citada Comisión los proyectos de leyes orgánicas de financiación o haciendas autónomas, la de poder judicial, policía y la que hará posible la creación del Tribunal Constitucional. Es muy positivo que en la Comisión Constitucional se discuta paralelamente el Estatuto vasco y la ley orgánica del Tribunal Constitucional. Sería una garantía que éste quedara constituido con prontitud para poder contar en los últimos, momentos difíciles de la negociación del Estatuto con un órgano objetivo e imparcial». Considera Marcos Vizcaya que el Gobierno ha actuado a este respecto con la rapidez y urgencia que se le solicitó por parte de los representantes vascos en el Parlamento.«La prueba de interés del Gobierno es importante, porque así para cuando se apruebe el Estatuto vasco pueden estar a punto las leyes orgánicas que le afectan y que harán posible que entre en vigor a pleno rendimiento.»

Para el portavoz del Grupo Vasco, el mes de julio debe ser el tope para que la comisión delegada de la. Asamblea de Parlamentarios vascos y la Comisión Constitucional del Congreso -según prevé el apartado segundo del artículo 151 de la Constitución- acuerden la formulación definitiva del Estatuto vasco.

Empezar en mayo

«La primera reunión de trabajo entre la Comisión Constitucional y la delegación de la Asamblea de Parlamentarios vascos (que se elige el lunes próximo) podría celebrarse entre los días 1 y 6 de mayo. Luego, si hay voluntad de reducir la problemática de la negociación a los grandes temas a debate (orden público, financiación o hacienda de las autonomías, la disposición adicional y, educación serán los "caballos de batalla"), no creo que existan inconvenientes para que acabemos el trabajo en dos meses y el Estatuto vasco quede listo para referéndum en Euskadi, a finales de julio.»

Sin embargo, existe preocupación en el seno del Grupo Vasco por el grave obstáculo que puede suponer para la negociación el período de vacaciones parlamentarias, que se inician el 1 de julio y concluyen el 1 de septiembre. «Vamos a tratar de conseguir que, en razón a la urgencia del tema, la Cámara apruebe una prórroga de las sesiones del Congreso hasta finales de julio. De ser así, septiembre lo dedicaríamos a preparar el referéndum en Euskadi, que se celebraría en octubre (nos gustaría que coincidiera con la constitución del Gobierno vasco, el 7 de octubre de 1936). Se abriría luego un período de veinte días o un mes para analizar y resolver los recursos electorales, y en diciembre se procedería a la elección del Parlamento vasco. Aunque el Gobierno hubiera de elegirse en enero de 1980, pretendemos que todo el proceso estatutario quede concluido dentro de este mismo año.»

El próximo martes, la Comisión Mixta Constitucional - Reglamento del Congreso deberá decidir definitivamente cuál de los dos estatutos -el catalán o el vasco- se empieza a negociar primero, o si ambos se dictaminan de forma simultánea. Marcos Vizcaya mantiene que, de acuerdo con la disposición transitoria sexta de la Constitución (que prevé que los proyectos de estatutos se dictaminarán por el orden de entrada en la Comisión Constitucional), debe ser el texto vasco el primero que ha de negociarse.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 1979

Más información

  • Marcos Vizcaya confía en alcanzar la autonomía este mismo año