Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rojas Marcos niega las acusaciones de "centralismo sevillano"

«Creo que hemos conquistado más poder con la consecución de la alcaldía de Sevilla que el que hubiéramos tenido con las de Granada y Huelva juntas», dijo el domingo en Granada, en el curso de una conferencia de prensa, el líder del PSA, Alejandro Rojas-Marcos.«Aunque respetamos y comprendemos el grado de frustración que esta elección ha supuesto para el colectivo de Granada -añadió el diputado por Cádiz-, el comité ejecutivo nacional optó, por doce votos a favor y cinco en contra, por la alcaldía de Sevilla, porque valoramos esta capital como el más importante centro de poder de Andalucía, tanto por su economía y desarrollo industrial, como por el número de sus habitantes, y queríamos que este centro de poder fuera para el PSA.»

La reunión del líder andalucista con los informadores granadinos estuvo motivada por su asistencia, en calidad de miembro de la secretaría general de su partido, a la asamblea provincial -y extraordinaria convocada por el PSA de Granada para la elección de un nuevo comité local.

El anterior comité había dimitido hacía dos semanas, como protesta por la forma en que se llevó a cabo el proceso de negociación para la elección de alcaldes en las ocho capitales andaluzas, y que culminó con la adjudicación de la alcaldía granadina en favor del candidato del PSOE, Antonio Camacho García, cuando ya varios días antes se le había asignado de manera oficiosa al cabeza de lista del PSA-PA, Arturo González.

Rojas-Marcos se defendió ante los periodistas de las supuestas acusaciones de «centralismo sevillano», así como de estar ayudando a ahondar las diferencias entre Andalucía oriental y Andalucía occidental -división a la que se refirió como «un invento de la derecha para dividirnos a los andatuces».

En otro orden de cosas, Alejandro Rojas Marcos dijo que la Junta de Andalucía había estado al margen de las negociaciones para las alcaldías, y añadió que, «en estos momentos, el PSA no aspira a la presidencia del organismo preautonómico, porque la correlación de fuerzas no nos permite aspirar a ella».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de mayo de 1979

Más información

  • Intervención en la asamblea del PSA de Granada