Alcalde ucedista en Torrelodones con abstención del PSOE

El actual alcalde de Torrelodones, el ucedista Serapio Calvo Miguel, lo es porque los concejales del PSOE prefirieron renunciar a la alcaldía, que habrían conseguido con el apoyo de los votos de los concejales independientes y se abstuvieron a la hora de la elección. La aparente contradicción de la postura mantenida por los socialistas se explica al tener en cuenta que los independientes son en realidad personas estrechamente ligadas a los postulados ideológicos de extrema derecha y los socialistas no se fiaron del aparente desinterés de su ofrecimiento.En Torrelodones, el nuevo Ayuntamiento se compone de cinco concejales de UCD, cuatro independientes y dos socialistas. A la hora de elección de alcalde, los independientes estuvieron de acuerdo en apoyar al cabeza de lista del PSOE, quien habría sido elegido por seis votos contra cinco. Los socialistas, sin embargo, se abstuvieron, y ucedistas e independientes se votaron a sí mismos, con lo que la alcaldía quedó en manos de los primeros.

José María Moreno, segundo concejal socialista, explicó a EL PAIS la clave de una típica jugada de política municipal en la que parece que se tuvo en cuenta la real correlación de fuerzas de los tres sectores: «Los independientes ofrecieron sus votos, pero nosotros sabemos que no son tales independientes, sino que su ideología está muy cercana a Fuerza Nueva. Al ser sólo dos los concejales socialistas, tendríamos que gobernar el Ayuntamiento continuamente con su apoyo, que no nos creemos que fuera tan desinteresado como parece. Es decir, lo que ellos pretendían era cortar el paso a UCD y tal vez asegurarse una preeminencia soterrada en la gestión municipal. Nosotros dependeríamos de ellos, máxime si UCD adoptaba una postura de oposición. Consultamos con el comité provincial y estuvieron de acuerdo que tal vez sería mejor ceder la alcaldía a UCD antes que vernos sujetos a los independientes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS