Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nuevo Gobierno Suárez

Gutiérrez Mellado juzga muy acertada la designación del nuevo ministro de Defensa

«La designación de un nuevo ministro de Defensa me parece muy acertada», manifestó anoche el vicepresidente primero del Gobiemo para Asuntos de Defensa, teniente general Gutiérrez Mellado, al recibir la noticia oficial de la formación del nuevo Gobierno, informa Efe. El vicepresidente asistía a la entrega de los premios Naranja y Limón que otorga la peña periodística Primera Plana. Gutiérrez Mellado recibió el premio Naranja especial.Sobre la nueva cartera gubernamental, al frente de la cual figura Agustín Rodríguez Sahagún, antiguo ministro de Industria, añadió el vicepresidente primero que «los asuntos de la defensa de una nación exigen no sólo unos estudios de armas y estrategia, sino también de empresa. En este sentido, el señor Rodríguez Sahagún me ha demostrado no ser únicamente un gran amigo durante la anterior etapa gubernamental, sino también un cualificado profesional para el Ministerio que le ha sido encomendado».

«Acabo de tener conocimiento oficial de mi permanencia en el Gobierno y creo que, en este momento, es la suma de inteligencias y no la de pasiones lo que necesita este país», dijo, y añadió que «desde el momento en que hube de acceder a puestos de alta responsabilidad tuve una clara meta: conseguir una perfecta armonía entre las Fuerzas Armadas y los medios de comunicación social. Por ello -prosiguió- yo os pediría sinceridad, os pediría verdad y que vuestra persecución de la noticia tenga como fin el bien de España».

También tuvo palabras de elogio para el rey don Juan Carlos y para el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, «no sólo por los momentos difíciles que hemos compartido juntos, sino también por la inmensa capacidad de trabajo que poseen. Yo soy un militar -agregó- que pasó a la reserva voluntariamente, porque mis posibles errores no quería fuesen imputados a las Fuerzas Armadas, sino a mí mismo. No pertenezco a ningún partido político y sólo persigo un fin: consolidar a las Fuerzas Armadas en el relevante papel para el que fueron creadas, esto es, la defensa y el bien de una nación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 1979