Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sacerdote se niega a bautizar a un niño apadrinado por un comunista

La insignia del Partido Comunista de Galicia colocada en la solapa de la chaqueta del padrino de un bautizo que iba a celebrarse en la parroquia de Iria Flavia (La Coruña) impidió que se consumara la ceremonia por oposición del sacerdote oficiante.José Seijo Martínez, de Neda (La Coruña), apadrinaba al neófito José Seijo Martinez, cuando el párroco de Iria, Santiago Líster, había administrado ya los óleos. Al darse cuenta de la insignia del Partido Comunista que lucía en la solapa el padrino, el sacerdote interrumpió la ceremonia argumentando que no se puede aceptar la participación de un comunista en el bautismo por ser todos los comunistas ateos.

Los padres y padrinos de la criatura acudieron entonces a una parroquia vecina, donde otro sacerdote aceptó al padrino comunista y pudo así practicarse el bautismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de marzo de 1979