Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 1979

Los presuntos asesinos de Bultó y Viola permanecieron escondidos en la casa del candidato socialista Josep Pau

Todos o parte de los presuntos asesinos del ex alcalde de Barcelona Joaquín Viola Sauret y su esposa, y del industrial José María Bultó Marqués, permanecieron escondidos, huyendo de la policía, en casa de Josep Pau Pernau, ex diputado por Lérida de Pacto Democrático y actual cabeza de lista en la candidatura del Partido de los Socialistas Catalanes (PSC-PSOE) por la misma circunscripción.EL PAIS pudo obtener esta información de fuentes nacionalistas catalanas, que dieron toda clase de detalles sobre las circunstancias que rodearon la ocultación de los terroristas. Las citadas fuentes no pudieron, sin embargo, precisar el número de éstos que permanecieron ocultos en casa del entonces diputado Josep Pau, aunque señalaron que, cuando menos, Monserrat Tarragó -identificada por la policía y por la familia de Viola como miembro del comando que perpetró el atentado- estuvo bajo la protección del diputado escasos días después de cometido el atentado.

Josep Pau militó hasta 1975 en el Front Nacional de Catalunya, partido al que también perteneció, hasta las mismas fechas, Alvar Valls, figura destacada del comando que asesinó a Bultó y buscado también por la policía en relación con el asesinato de Viola y su esposa.

Los tres asesinatos fueron cometidos mediante idéntico procedimiento, es decir, colocando en el pecho de las víctimas un potente explosivo que estallaba al intentar ser arrancado.

El incendio de Acacesa

Josep Pau, Alvar Valls, José Luis Pérez y Montserrat Tarragó participaron presuntamente en el incendio de los depósitos de Aceites Catalanes Centro, SA (Acacesa), en la noche del 12 al 13 de enero de 1976. A finales de ese mismo año, el senor Pau reconoció en una reunión celebrada en un convento de Vallbona de las Monjas haber participado en aquel incendio.

Los restantes participantes en el incendio de Acacesa, Alvar Valls, José Luis Pérez y Montserrat Tarragó, fueron más tarde inculpados en el asesinato del señor Bultó.

Puestos al habla con miembros de la ejecutiva del PSOE en Madrid, manifestaron a EL PAIS su sorpresa ante la noticia, de la que aseguraron no tener «ni la menor idea».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 1979

Más información

  • Según fuentes nacionalistas catalanas