Elecciones 1979

La Junta Electoral Central decide no aplicar el decreto que limita el uso de Televisión

La Junta Electoral Central decidió ayer arrinconar el decreto de 2 de febrero último sobre acceso de los partidos y coaliciones a los espacios electorales gratuitos de RTVE y atenerse al decreto de 3 de mayo de 1977, que había resultado aclarado -y, de hecho, modificado- por aquél. Sin «entrar en la inconstitucionalidad del decreto, la Junta ha instruido al comité de RTVE para que respete los derechos adquiridos con base en la normativa que reguló las elecciones del 154. Asimismo, ha sustituido en el mencionado comité al candidato del PTE por el de UCD.

Más información

La reunión de la Junta Electoral Central, presidida por Angel Escudero del Corral, duró más de tres horas, a lo largo de las cuales, según informaron a EL PAIS fuentes próximas al máximo organismo electoral, se estudiaron con detenimiento todos los aspectos planteados por las contradicciones de las disposiciones reguladoras de la campaña electoral a través de RTVE. El criterio que predominó fue el del respeto a los derechos adquiridos y el principio de irretroactividad de las normas, consagrado en el artículo nueve de la Constitución.Según las mismas fuentes, la Junta Electoral Central, por tratarse de un órgano no jurisdiccional, eludió abordar la constitucionalidad del decreto de 2 de febrero de 1979, sobre la que existía planteado un recurso de la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT), que entendía que la citada disposición infringía la disposición transitoria octava de la Constitución. La Junta dejó de lado esta cuestión, si bien indirectamente se pronunció sobre ella, al interpretar que las normas aplicables a las elecciones del 1 de marzo próximo son las mismas que regularon los comicios de 1977.

Al término de la reunión, se facilitó una nota en la que se pretende resolver las dificultades de la «aplicación conexa» de los dos decretos, mediante unas instrucciones al comité de RTVE que entienden «que todos los partidos políticos y coaliciones tienen derecho adquirido, con arreglo al decreto de 3 de mayo de 1977, a participar en los espacios gratuitos de radio y televisión, de conformidad con los preceptos contenidos en el mismo». Asimismo, se instruye en el sentido de que «sea respetada la duración de los espacios televisivos y de radio a los partidos políticos, con arreglo al decreto de 3 de mayo de 1977, aunque el comité pueda tener en cuenta en sus decisiones los criterios de equidad y las necesidades del medio, en los supuestos especiales que se puedan presentar». (Con base en la redacción de esta última parte de la instrucción, que hemos subrayado, fuentes solventes de UCD manifestaron que el comité de RTVE podría llegar a fórmulas similares a las contenidas en el decreto arrinconado.)

Previamente a la entrega de la nota oficial, Joaquín Ruiz-Giménez -a quien otros miembros de la Junta Electoral Central señalaron como el protagonista principal del acuerdo adoptado- se limitó a destacar la importancia del tema. Por su parte, el presidente, señor Escudero, a preguntas de los informadores, exhortó a leer entre líneas y terminó reconociendo que había quedado sin aplicar el decreto de 2 de febrero y la Junta se había atenido al de mayo de 1977.

La ORT dedujo del acuerdo adoptado que se había aceptado implícitamente su alegación de que el decreto de 2-2-79 es inconstitucional. El secretario general, José Sanroma, felicitó telegráficamente a los miembros de la Junta y declaró que se había logrado «un triunfo en la primera batalla para la defensa de la Constitución, ante una violación de la misma». Consideró responsables de tal violación frustrada no sólo al Gobierno, sino también al PSOE y al PCE. El líder de este último partido, Santiago Carrillo, declaró a EL PAIS, en Aranjuez, que le parecía bien la decisión de la Junta y que «el PCE nunca hizo una declaración oficial en el sentido de que el decreto fuera una medida equilibrada. Atribuyó la responsabilidad de esta valoración a la oficina de prensa del partido. Los partidos a la izquierda del PCE, y de forma destacada la Liga Comunista Revolucionaria (LCR) se felicitaron del acuerdo.

El otro tema resuelto ayer por la Junta Electoral Central guarda relación con los recursos formulados por UCD y el Partido Proverista sobre la composición del comité de seguimiento de la campaña de RTVE. La Junta estimó el recurso de UCD, y, como consecuencia de esta decisión, fue sustituido Enrique Palazuelos (PTE) por José Ignacio Wert (UCD). Con ello, el partido gubernamental tiene asegurada la mayoría en el comité citado, ya que de sus trece miembros, cuenta con siete (seis representantes de la Administración y el señor Wert).

La Junta Electoral dejó sin efecto el acuerdo de 5-2-79, por el que había designado los seis miembros en representación de los partidos y coaliciones. Al estimar el recurso de UCD, ha sido preciso excluir uno de ellos. Contra lo que en principio solicitó UCD -petición modificada en el segundo recurso formulado-, no ha sido José Folguera (ORT) el excluido, sino Enrique Palazuelos (PTE), en aplicación del criterio de presentación de candidaturas: el PTE presenta candidatos en 49 circunscripciones, en menos que la ORT. Esta decisión ha sido calificada por el PTE como « una arbitrariedad carente de todo sentido democrático » y ha anunciado un recurso de reposición, al tiempo que ha pedido que, mientras tanto, no se resuelva, el comité de RTVE no entre en funciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de febrero de 1979.

Lo más visto en...

Top 50