Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Abogados vizcaínos denuncian malos tratos a seis detenidos

Representantes de la junta de gobierno del Colegio de Abogados de Vizcava, abogados actuantes y familiares de seis detenidos, ingresados el pasado día 25 en la prisión provincial de Basauri (Vizcaya), presentarán hoy en el Juzgado de Instrucción de guardia de Bilbao una denuncia por presuntos malos tratos y tortura en las personas de aquéllos. Es muy probable que el director general de Administración de Justicia del Consejo General Vasco participe también en la denuncia.A través de un informe redactado por los abogados actuantes de los seis detenidos -que obra en poder del Colegio de Abogados de Vizcaya y de la Consejería de Justicia del Consejo General Vascos-, proporcionado a los medios informativos por los familiares de los citados detenidos. se ha sabido que entre el 17, 18 y 19 de este mes fueron trasladados a la Jefatura Superior de Policía de Bilbao Tomás Gómez Casado, Gurutz González de Armañanza, José Angel Romera Balbás, Fernando Fernández Almaraz, Joseba Cos Lezama y Xabier Arteche Zubero, que han permanecido en las dependencias policiales hasta el día 25, en que, sin comparecer ante el juez, se les ingresó en la prisión provincial de Basauri.

En este informe se dan cuenta de presuntas torturas en comisaría y malos tratos en las dependencias policiales y en el recinto de la propia cárcel de Basauri, que afectan a los seis detenidos. Señalan los abogados que en comisaría aquellos recibieron malos tratos en forma de puñetazos, patadas, arrastres por el suelo, retorcimientos de músculos, tirones de pelo y agresiones en la cabeza con el listín de teléfonos. A alguno de ellos -según consta en informe- se le aplicaron electrodos en los brazos. Asimismo, se señala en el escrito que se aplicó a algunos de los detenidos en el pecho y en la cabeza armas de fuego en plan intimidatorio, durante los interrogatorios, largos y repetidos.

Según se afirma en el informe, los detenidos fueron obligados a firmar la declaración bajo amenazas de nuevos malos tratos y se les impidió la lectura de aquélla.

El miércoles día 25 -siempre según el informe de los abogados- los detenidos, de dos en dos esposados, fueron trasladados en automóviles a la prisión de Basauri. Dichos vehículos llegaron a la prisión provincial hacia las seis y me dia. Atravesaron las dos primeras puertas de acceso y se detuvieron junto a la puerta que da paso al edificio interior, conocido por el rastrillo. Una vez introducidas al menos las dos furgonetas delanteras de piolicías y el furgón de los detenidos, se detuvieron éstos y se apearon -según el informe aproximadarnente veinte policías armados, colocándose alrededor de la puerta de salida del furgón de los detenidos. Según iban saliendo aquéllos fueron objeto de golpes repetidos y de culatazos, siendo introducidos finalmente en el edificio. «Aun allí, junto a la puerta de entrada y en presencia del jefe de servicio. señor Pampliega y de otros funcionarios de la prisión -señala el informe- entre ocho y diez policías siguen golpeando a los detenidos con la culata de sus armas.»

El mismo día 25, a traves de una llamada telefónica del citado jefe de servicio de la cárcel de Basauri, los abogados actuantes conocen el interés de los detenidos por su presencia. El día 26 los abogados recogen información de los detenidos, que les solicitan que no se lleve a cabo el ejercicio de ninguna acción legal por manifestarse expresamente sometidos a coacción por parte de funcionarios de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de octubre de 1978

Más información

  • Según un informe presentado en Bilbao, los reclusos fueron torturados en dependencias policiales