Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suráfrica ofrece negociar sus planes para la independencia de Namibia

Ante la categórica condena formulada por las potencias occidentales, Suráfrica ofreció ayer negociar sus planes para la independencia unilateral de Namibia.

El primer ministro surafricano, W. P. Botha, hizo público un comunicado en el que anunció que explicará «lo antes posible el punto de vista de su Gobierno», sobre el plan de las Naciones Unidas para la independencia de Namibia.

Botha adelantó que, en su opinión, las elecciones unilaterales que Suráfrica piensa convocar en Namibia el próximo mes de diciembre no cierran el camino al plan de la ONU, que prevé la celebración de elecciones generales bajo control internacional.

El comunicado del Gobierno de Pretoria se interpretó como una respuesta a la firme posición adoptada en contra de sus planes por Estado Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania Federal y Canadá, países responsables del proyecto de la ONU para conseguir una transición pacífica hacia la independencia de Namibia.

El secretario de Estado norteamericano, Cyrus Vance, declaró ante el Consejo de Seguridad que Suráfrica no debe albergar ninguna esperanza de que las elecciones unilaterales sean reconocidas.

En medios diplomáticos se interpretó el comunicado surafricano como un intento de ganar tiempo y permitir formación de un partido negro en Namibia que pueda rivalizar con la Organización del Pueblo del Suroeste de Africa (SWAPO), organización guerrillera que durante años se ha enfrentado a Suráfrica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de octubre de 1978