Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

HASI reafirma su identificación política con KAS

La organización abertzale HASI (Partido Popular Socialista Revolucionario) celebró el pasado fin de semana en la localidad vizcaína de Lequeitio su primer congreso ordinario, que se desarrolló bajo el signo de la unidad interna y la reafirmación de su línea política actual, plasmada en la alternativa de KAS (Coordinadora Abertzale Socialista), de la que forma parte ETA militar, en calidad de miembro observador.

Después de la escisión registrada en la asamblea constituyente del mes de mayo, en esta ocasión los trescientos delegados de las cuatro provincias vascas reeligieron en sus cargos a los principales líderes del partido y dieron el visto bueno a sus planteamientos políticos: no a la Constitución, apoyo a la coalición electoral Herri Batasuna, negativa a modificar los estatutos para conseguir la legalización del partido y apertura formal del proceso de unificación con LAIA (organización abertzale también ilegal, que forma parte de KAS y Herri Batasuna).En el acto de clausura, celebrado en la ilegalidad al igual que todas las sesiones del congreso, destacó la presencia de numerosas personalidades independientes: el abogado Miguel Castells, el sociólogo Luis Núñez, el director de cine Antxon Ecciza y, sobre todo, el diputado Francisco Letamendía, que desde que abandonó las filas de ElA no ha ocultado sus simpatías por la convergencia KAS.

También se difundió en la clausura un mensaje grabado de ETA militar -de unos diez minutos de duración-, en el que se insistía en la alternativa de KAS, presentada repetidamente como base mínima para negociar un alto al fuego, con el Gobierno. Pese a todo, el reelegido secretario general de HASI, Txomin Zuloaga, ha manifestado en declaraciones recientes que su partido no considera a ETA como su vanguardia armada y que ambas organizaciones deben ocupar espacios políticos diferentes.

Finalmente, la intervención más emotiva del congreso fue la del representante del Frente Sandinista, con cuya presencia, junto a la de otros grupos revolucionarios, HASI trató de ofrecer una imagen internacionalista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de octubre de 1978